• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

El lifting por radiofrecuencia forma parte de las nuevas técnicas introducidas en a cirugía estética. Este procedimiento es muy apreciado, puesto que no requiere la toma de medidas particulares y no presenta ningún tipo de riesgo postoperatorio importante.

Los objetivos del lifting

El lifting por radiofrecuencia es un procedimiento estético que tiene por objetivo devolverle la firmeza a la piel. En general, el lifting por radiofrecuencia se realiza a nivel del rostro y del cuello. El lifting por radiofrecuencia permite estirar la zona del contorno de los ojos. También se utiliza para tratar las arrugas del mentón y de la nariz, así como corregir las líneas del mentón.

Cirugía-estéticaPor esta razón, el lifting por radiofrecuencia constituye una técnica innovadora que permite tratar los efectos de los pliegues y el relajamiento de la piel a nivel del rostro y del cuello. Además, ciertos casos de acné aguda y cicatrices de acné pueden ser tratados a través del lifting por radiofrecuencia.

La sesión de radiofrecuencia

El lifting por radiofrecuencia, como su nombre indica, hace intervenir las ondas de radiofrecuencia. Proyectadas por un aparato sofisticado y de precisión, las ondas de radiofrecuencia se introducen en la piel a una profundidad de unos 5 mm. Bajo el efecto del calor emanado por las ondas que atraviesan la piel, las células dérmicas se retraen y provocan un aumento del grosor de las fibras de colágeno.

En efecto, estimuladas por el calor inducido por las ondas de radiofrecuencia, las fibras de colágeno que tienen por función la formación de la piel se ven afectadas por reacciones de estiramiento. Esto provoca a nivel de las partes tratadas un aumento de la firmeza y de la tensión de la piel del rostro, de las manos o de cualquier zona en la que se interviene. Además, el retraimiento de ciertas fibras estimula la formación de nuevo colágeno, lo que amplifica el proceso de estiramiento de la piel tratada.