• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Si preferís mantener el concepto de libro y páginas para vuestro libro de oro, la tapa y las páginas serán el campo propicio para dar rienda suelta a vuestra imaginación y a vuestro lado más artístico. En efecto, se trata de dos componentes del libro que pueden beneficiarse de una decoración fuera de lo común. Comenzad pues por la portada.

Se puede jugar con los materiales, a saber de tela o de madera. Terciopelo, encaje, satén, rafia, lino, etc., aportan un toque de delicadeza y de exotismo. La madera acentúa más bien la nota lujosa del libro. Además del material, se pueden incorporar diferentes complementos. Lentejuelas, flores, costuras, conchas, cintas de tela, relieve, dibujos, y fotos para hacerlo único.

Además, la tapa, las páginas pueden también adornarse de todos esos accesorios que pueden darle un toque de distinción a las páginas en blanco. Finalmente, vuestro libro de oro puede tener diferentes formas, apaisado, o con los bordes troquelados.

Un nuevo soporte para el libro de oro

En la medida en la que el concepto de libro de oro se define como un objeto que permite dejar a los invitados el cuidado de escribir algunas palabras de recuerdo, se pueden ofrecer diferentes soportes. Esta nueva tendencia permite al libro de oro Noviasconvertirse en un elemento de decoración en la nueva casa de los novios. Platos, jarrones de porcelana, marcos, y posters que se pueden colgar en la pared de la casa.

Bandejas de metal, jarrones y incluso una guitarra pueden tener un lugar especial en vuestra nueva casa, como por ejemplo en el salón. El tejido también puede ser un original soporte para dejar por escrito algún texto bonito por parte de los invitados. El libro de oro, o más bien la tapa del libro de oro tendrá su espacio en el ajuar de la casa.

Las bodas temáticas pueden optar por un accesorio ad hoc. Por ejemplo si sois amantes de los deportes, un balón, una tabla de surf, un casco, o una vela de barco puede ser el elemento original para dar ese toque de distinción a la boda. Finalmente, todo depende de vuestros gustos, pero con un poco de imaginación, cualquier objeto puede servir como soporte para confeccionar el libro de oro de vuestra boda.