• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

La primavera es la estación ideal para presentar un nuevo look. El cambio de estilo implica renovar la apariencia en el conjunto de todo el cuerpo.

El relooking en el vestuario

Cambiar de una estación a otra es la ocasión para renovarse y retomar nuevas bases. Evidentemente, cada estación influencia considerablemente el estilo en el vestir, puesto que se debe adaptar permanentemente a la temperatura ambiente.

Por consiguiente, la mayoría de las mujeres aprovechan esta transición para cambiar de apariencia, concretamente en términos de ropa y de complementos, en cuanto llega la primavera. Como las temperaturas suaves permite que se guarden los jerseys y las chaquetas, es el momento de poner en evidencia el esplendor de la silueta con una ropa fluida. También es el momento de sacar los colores, para celebrar la llegada del buen tiempo.

Estilo-semanaDurante estos dos períodos del año, los colores intensos y alegres están por todas partes, particularmente los colores claros y los tonos pastel. Actualmente, con una subida de las temperaturas, no es el momento de dudar a la hora de lucir un vestido de verano. Ligero y cómodo, acentúa la feminidad. Los escotes y las espaldas al aire siguen siendo la estrella del período veraniego, sin olvidarse de los tops de tirantes o de mangas cortas, pasando por los shorts y las faltas cortas.

Para acompañar un look primaveral y veraniego, las gafas, las joyas y los bolsos no se pueden descuidar. Para rematar un look estival, se pueden armonizar los colores en su conjunto: ropa y complementos. Estas dos estaciones, primavera y verano, permiten llevar diferentes tipo de sandalias y de calzado más ligero.

Las tendencias de belleza primavera-verano

Un cambio de look no pasa únicamente por la ropa o los complementos. En efecto, la mayoría de las mujeres disfrutan de un cambio de estación para presentar un nuevo corte de pelo, o una nueva coloración. Después de unos largos meses de encierro, el pelo también tiene derecho a disfrutar de un tiempo radiante ofrecido por la primavera.

Por otro lado, es el momento de soltarlo y airearlo al máximo. Largo o corto, el pelo rizado con volumen está actualmente de moda y es muy de tendencia, normalmente acompañado con pinzas u otro tipo de complementos.

Después del invierno, el maquillaje también debe adaptarse a la nueva estación. Para la primavera y el verano, se debe optar por colores claros y tonos pastel, tanto para los ojos como para los labios. Además, el rosa, el naranja claro y el coral están muy en boga. Para tener unos labios pulposos, se debe optar por una barra de labios con efecto brillante o un bálsamo perfumado.

Así se consigue dar volumen a los labios, además de hidratarlos. Para terminar este cambio de look, no os olvidéis de cuidar las uñas. Además del esmalte de uñas de color pastel, se puede probar con el nail art que se ofrece en muchos salones de belleza y cuyo resultado es absolutamente espectacular.