• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Con el paso de los años la piel va perdiendo su elasticidad natural y también le resulta más difícil recuperarse fácilmente de las agresiones externas como los cambios de temperatura.

A partir de los 30 años debemos intensificar los cuidados de la piel para que la regeneración cutánea que se ralentiza vuelva a ganar vida.

Cuidados de la piel a partir de los 30 añosLograr que la producción de colágeno se estimule es importante a partir de los 30 años ya que se trata de una proteína que sirve para sostener varias estructuras del cuerpo y que forma parte de la piel, mientras que los antioxidantes deberán también integrar la dieta diaria a través de ciertos alimentos que los provean, combatiendo así el deterioro que sufren las células y retrasando el proceso de envejecimiento.

En realidad los cuidados de la piel deben realizarse siempre y extenderlos a la de todo el cuerpo, incluyendo cuello y escote, lugares que también tienden a envejecer con mayor rapidez, sobre todo cuando las exposiciones al sol se hacen sin el debido cuidado, utilizando protectores adecuados.

Cuidados diarios de la piel a partir de los 30 años

  • Limpieza: Ya sea que nos maquillemos o no la piel necesita que diariamente realicemos una limpieza, siendo posible utilizar crema o gel suaves pero que hacen su trabajo de forma eficaz eliminando toda la suciedad que durante el día tapa los poros y trae aparejados otros problemas. Existen también jabones limpiadores muy suaves que son especialmente recomendables para las pieles grasas o con acné.
  • Tonificación: Después de la limpieza es necesario cerrar los poros aplicando una loción tonificante para pieles secas o normales y astringente si se trata de pieles grasas.
  • Mascarillas: Pueden utilizarse una vez por semana o cada quince días y son ideales para cerrar los poros y limpiar en profundidad, además de reafirmar y tonificar la piel otorgando más suavidad y tersura.
  • Cremas de tratamientos específicos: Cumplidos los pasos anteriores es hora de los tratamientos específicos para devolver a la piel su elasticidad sobre todo en zonas sensibles como contorno de ojos y alrededor de la boca, frente y entrecejo. Para estos tratamientos específicos es necesario utilizar cremas humectantes, hidratantes, nutritivas y antioxidantes, siempre dependiendo del tipo de piel.

Además de los cuidados diarios antes mencionados, es necesario también utilizar productos adecuados para cuidarnos de los rayos solares que tanto daño pueden causar a nuestra piel, por ello el uso de cremas con protector solar se hace necesario e imprescindible tanto en invierno como en verano, una excelente forma de prevenir también la aparición de manchas.

Recuerda que a partir de los 30 años la piel comienza a deteriorarse y aparecen entonces las pequeñas líneas de expresión, de allí la importancia de diseñar una rutina que se adapte a tus necesidades específicas preparando además la piel para los cambios hormonales que vendrán en el futuro.