• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

El plátano tiene muchos beneficios para la salud, y también para la piel, porque puede hacerla más bonita. En efecto, se trata de un fruto ideal para las mascarillas de la cara, y el plátano previene también infecciones como el acné. Además de esto, permite retrasar la aparición de arrugas sobre el rostro. Igualmente, es importante para reparar la piel dañada por ciertas enfermedades como la psoriasis.

Si buscáis un tratamiento natural, fácil, y sobretodo económico para tener una piel suave y sin impurezas, no es necesario gastar mucho dinero, hoy presentamos el tratamiento adecuado que además es muy fácil de utilizar.

Mascarilla de plátano para una piel sana

En los tratamientos de belleza, el plátano se utiliza la mayor parte de las veces en forma de mascarilla. Se obtiene con la pulpa del plátano. Una vez machacado, se forma una especie de puré. Basta con aplicarlo sobre el rostro y dejar actuar la mascarilla durante 20 minutos. Después, se enjuaga con agua templada y se seca la cara con ayuda de una toalla limpia.

El plátano es rico en potasio. Por lo tanto se trata de un producto excelente para prevenir las arrugas atenuando las que ya están presentes sobre el rostro. Para ello, basta con utilizar el puré de plátano mezclado con una buena cucharada de miel. Se deja reposar la mascarilla hasta que se vuelva del color café. Después, se limpia bien la cara antes de aplicar la mascarilla por toda la zona, incluso por debajo de los ojos. Luego, se deja actuar durante 30 minutos antes de enjuagar con agua templada.

Mascarilla para la piel

Esta mascarilla se puede aplicar 3 veces a la semana. También existe la posibilidad de hacerlo de manera más continuada si fuera necesario.

El uso de la piel del plátano

La piel del plátano es rica en antioxidantes, minerales y vitaminas. Tres elementos con muchos beneficios para la piel. Para aliviar una picadura de insecto, por ejemplo, basta con frotar suavemente la zona afectada con la piel del plátano, lo que reduce los picores. La piel del plátano también ayuda a curar las heridas de forma más rápida.

La piel del plátano también puede servir para eliminar las verrugas. En este caso, se coloca todas las noches un trozo de piel de plátano sobre la zona afectada. Esto hay que hacerlo durante 5 días.

La piel del plátano también es eficaz para eliminar el acné. En efecto, borra totalmente sin dejar las marcas. El tratamiento consiste en realizarlo todas las noches. No se debe parar el tratamiento mientras que el problema no haya desaparecido completamente. De la misma forma, se puede utilizar este remedio natural para reducir los síntomas provocados por la psoriasis.