• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

El embarazo es un momento de cambios corporales que no siempre resultan fáciles de asimilar para la futuro mamá, especialmente, en la recta final de la gestación.

El verano puede influir de una forma negativa en una mujer embarazada en tanto que el calor produce más cansancio, pereza y cambios de humor.

Cómo elegir un bañador cómodo en el embarazoSin duda, el verano está asociado con planes de ocio como ir a la piscina ya que además, nadar es una de las actividades más gratificantes en el embarazo (siempre que no exista ningún tipo de contraindicación médica).

¿Cómo elegir un bañador cómodo y favorecedor?

1. Es muy importante que te compres el bañador en una tienda física y no en una web online. Es aconsejable que te pruebes diferentes diseños para que puedas elegir la talla que mejor te sienta y el modelo que más te favorece.

2. Fíjate muy bien en la parte de los tirantes para comprobar que no se te quedan marcados en la parte de los hombros. No es bueno que los tirantes te opriman.

3. Evita los prejuicios ya que al estar embarazada no sólo puedes lucir bañador sino también, bikini en tanto que un traje de baño de dos piezas realza todavía más tu figura de embarazada.

4. Apuesta por un traje de baño de un color único que estiliza la figura mucho más. Es un truco para parecer más delgada.

5. Puedes elegir un bañador que tenga copas moldeadoras en la zona del pecho.

6. Evita comprar un bañador barato porque al final, lo barato sale caro. Es importante elegir un traje de baño de calidad. De lo contrario, se estirará con el uso y se desgastará muy pronto. Para un perfecto cuidado del bañador, evita tenderlo en el sol.

Existen diferentes colecciones de moda premamá que ofrecen diseños de ropa de verano muy favorecedora para la mujer actual que apuesta por la belleza y la comodidad en el embarazo.