• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Unos bonitos glúteos musculosos y firmes suscitan generalmente la envidia de mujeres y la admiración de los hombres. Además permiten que se lleven con elegancia unos pantalones ajustados, unas faldas sexy, o unos leggings. En definitiva son un plus de seducción que toda mujer desea tener, y que no es tan difícil de conseguir.

Los glúteos están formados de tres músculos insertados en la pelvis: glúteo mayor, glúteo medio, y glúteo menor.

El glúteo mayor

Situado por detrás de la pelvis, el glúteo mayor forma lo esencial de esta parte del cuerpo. Monoarticular, es el más voluminoso y el más en superficie de los músculos de los glúteos. Este músculo actúa sobre la extensión de la cadera. A él le debemos la forma redondeada del trasero. Un buen trabajo del glúteo mayor ofrece una silueta ideal del culo, que es la que tanto suele llamar la atención.

El glúteo medio

La parte de la pelvis está formada esencialmente por el glúteo medio, que es un músculo grueso y corto en forma de abanico, responsable del contorno redondo de la cadera. El glúteo medio destaca la parte superior del trasero, y contribuye a tener una silueta atractiva cuando está tonificado. Su acción permite la abducción (movimiento que separa un miembro Glúteos de mujerdel eje del cuerpo) y la rotación de la cadera.

El glúteo menor

La acción del glúteo menor es similar a la del glúteo medio. Abductor y rotador interno del muslo, y es el más pequeño y más profundo de los músculos de los glúteos.

El conocimiento de la estructura anatómica y morfológica de la región de los glúteos y la comprensión de la acción de sus diferentes músculos, es útil para tonificar y muscular los glúteos, todos estos elementos están estrechamente ligados a la genética, a la higiene de vida, y a las actividades físicas.

Ejercicios para muscular los glúteos a diario

Algunos movimientos que se efectúan diariamente tienen repercusiones favorables sobre el desarrollo de los músculos de los glúteos y el modelado estos últimos. Por ejemplo, está el subir escaleras, que puede hacer que los glúteos estén más firmes y musculosos. Por lo tanto no debemos evitar subir las escaleras y esto en cualquier circunstancia.

Para un trabajo eficaz y una buena acción sobre los glúteos, se debe colocar el pie entero sobre el escalón y apoyar sobre el talón para subir. De esta forma se solicitan los músculos de las pantorrillas, de la parte delantera y trasera de los muslos, de los glúteos por supuesto, y de los abdominales.

Para un trabajo más dinámico, subir las escaleras de dos en dos escalones, o corriendo, tomando como apoyo la punta de los pies, puede resultar mucho más eficaz.

Por otro lado, pensar en doblar correctamente las rodillas a la hora de recoger o levantar algún objeto pesado del suelo, y empujar sobre los muslos y los glúteos al remontar.

Para aquellas que no son muy entusiastas de los ejercicios físicos intensos, la simple contracción de los glúteos, 20 veces durante 10 segundos, al estar sentadas en el trabajo, puede ser beneficioso.