• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

El trasero junto a unas caderas moldeadas, son dos de las partes que más preocupan a las mujeres.

La propia predisposición genética del cuerpo de la mujer, le hace retener mayor porcentaje de grasa en esa zona.

Ello explica que, por lo general la piel de naranja o celulitis aparezca con gran frecuencia en dichos lugares.

Por eso es fundamental tenerla permanentemente vigilada y controlada con algunos sencillos ejercicios.

No basta solo con dedicar horas y horas al cardio, puesto que, de esa manera, solo adelgazareis la zona sin moldearla, y correis el riesgo de quedaros «escurridas» es decir el síndrome del «culo plano»

Sin lugar a dudas, la dieta es otro elemento fundamental, pero, además, existen dos ejercicios que os ayudarán a tonificar y muscular levemente caderas y glúteos y sobre todo mantenerlos a raya.

ELEVACIONES DE PIERNAS HACIA ARRIBA

El primero de esos ejercicios está especialmente indicado para los glúteos y su mecanismo es sencillo.

Sobre una esterilla o superficie blanda nos colocaremos a cuatro patas apoyando las rodillas.

Seguidamente elevaremos una de las dos piernas hacia arriba con la planta del pie mirando al cielo.

El punto en el que debemos detenernos es aquel en el sentimos toda la tensión en el glúteo.

Ese mismo movimiento lo repetiremos hasta en diez ocasiones, una con cada pierna.

ELEVACIONES DE PIERNAS LATERALES

El segundo de estos ejercicios está especialmente orientado para cincelar aquello que llamamos cartucheras.

La posición de partida será exactamente la misma que la anterior.

Estando a cuatro patas con las rodillas apoyadas sobre la superficie, elevaremos una de las piernas hacia un lado, de manera que la punta del pie quede en la parte más alta de la elevación mirando lateralmente.

Este mismo movimiento lo repetiremos diez veces seguidas con cada pierna hasta en cuatro series.

Por lo general este ejercicio puede ser hecho en cualquier lugar, simplemente con la ayuda de una esterilla.

Sin embargo, en algunos gimnasios existen máquinas que están especialmente indicadas para trabajar las zonas indicadas.

La principal ventaja de éstas, reside en poder introducir algo de peso, que con el tiempo será necesario para desarrollar mayor cantidad de músculo.

En cualquier caso, para ir comenzando, realizar el ejercicio en casa con cierta asiduidad, puede ser suficiente por el momento.