• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Veamos algunos trucos para facilitaros la tarea a la hora de depilaros, y esto independientemente del método que elijáis. Siguiendo estos consejos, no tendréis ningún tipo de complejo a la hora de lucir piernas.

Antes de la depilación

Evitar todo tipo de contacto con el calor antes y después de la eliminación del vello. Nada de saunas o de baños calientes, al menos un día antes y un día después de la depilación. Vuestro vello se eliminará con mayor facilidad y evitará que se formen en la piel manchas de pigmentación.

No utilicéis ni crema hidratante, ni aceite corporal al menos 12 horas antes de la depilación. A pesar de que sea importante mantener una piel suave e hidratada, para las técnicas de depilación que elimina el bulbo del pelo (cera, depiladora), la textura de la crema impide que el vello salga con facilidad. Si os habéis aplicado crema y que tenéis necesidad de una depilación de urgencia, podéis aplicar polvo de talco sobre la parte del cuerpo que vayáis a depilar, puesto que absorberá la crema.

Durante la depilación

El hielo permite evitar una inflamación y disminuye el dolor. No apliquéis directamente el hielo sobre la piel, puesto que podría irritarla. Poner el hielo dentro de una bolsa. Existen depiladoras eléctricas con un sistema de frío incorporado.

DepilacionDepilaos en una habitación bien iluminada, o con el máximo de lámparas posibles, porque a veces se cree haber eliminado la totalidad del vello, pero una vez que lucís las piernas al sol, os dais cuenta de que hay zonas que se os han olvidado de depilar.

Si sois adictas a las cremas depilatorias, pero que no consiguen a suprimir la totalidad del vello, intentad una fórmula para hombre. Las cremas depilatorias para hombre suelen ser más agresivas. Conviene probarla antes sobre la zona que deseáis depilar.

Después de la depilación

Una vez que habéis terminado la depilación, utilizad una crema postdepilatoria de efecto calmante. Existen perfumadas y neutras para pieles sensibles. Después, aplicad un gel a base de aloe vera o manzanilla para refrescar la zona.

Tras un baño, estas cremas son calmantes y relajantes para la piel. Y si deseáis retrasar el crecimiento del pelo, existen cremas que ralentizan el crecimiento y la formación del bulbo.