• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Para borrar las marcas dejadas por el cansancio, el alcohol y los alimentos grasos, se debe comenzar realizando una buena exfoliación de la piel. Utilizad un producto exfoliante que elimine las células muertas, así se puede lucir una tez más brillante y afinar el grano de la piel. Una vez que la piel se ha exfoliado, aplicad una mascarilla a la vez hidratante y relajante. En pocos minutos, la piel del rostro vuelve a recuperar toda su tersura.

También debéis utilizar a diario una buena crema hidratante que contenga agentes protectores contra el sol. El uso diario de una crema especial para el contorno de ojos está altamente aconsejado. Si las ojeras son profundas, no olvidéis el antiojeras que se debe aplicar todas las mañanas.

Independientemente de vuestro estilo de maquillaje, la crema base debe ser un imperativo. Antes de aplicar la crema base, conviene extender una base hidratante. ConsejosFinalmente, para un toque que ofrezca mejor tono de piel, se debe dar luz a los ojos con una máscara negra, aplicar un brush rosado sobre las mejillas, y un gloss sobre los labios.

La etapa de desintoxicación

Para recuperar una tez de porcelana, será conveniente reajustar el régimen de comidas. Primeramente, debéis beber más de 1,5l de agua al día, fraccionando las tomas en un vaso cada hora. El agua puede sustituirse por un caldo de verduras o un té. Por un tiempo, debéis olvidaros de las bebidas azucaradas y de las sodas.

Lo ideal es beber agua mineral. Si os gustan las bebidas calientes, tomad dos tazas de tisana de menta o de corteza de naranja amarga al día. Vuestra digestión será mejor y vuestro organismo sabrá agradecéroslo. No os olvidéis de incluir en vuestro régimen las frutas y verduras, sin saltaros ninguna comida.

También conviene dormir el número correcto de horas que vuestro organismo necesita para recuperaros. También es el momento de reajustar vuestro reloj biológico. Lo ideal es poder dormir entre 7 y 8 horas por la noche, y así durante una semana. Al final veréis cómo vuestra tez tiene mejor aspecto, y volvéis a recuperar su tono y brillo natural.