• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Antes de nada conviene hacer la diferencia entre perder peso y perder totalmente las reservas de energía. Para adelgazar sin que eso conlleve un agotamiento, conviene dar sitio a las proteínas magras. Los demás alimentos con un bajo índice glicémico y los quema grasas también se deben incluir en el régimen. La combinación de todo esto tiene por consecuencia eliminar las células grasas para reemplazarlas por músculo.

La categoría de carnes magras comprende el jamón y el pollo, a condición de quitar la piel. El pescado también forma parte. El atún, la caballa y el salmón son ricos en ácidos grasos, pero sin que esto tenga efectos negativos en el régimen para adelgazar.

Estas carnes magras van acompañadas de alimentos con un índice glicémico bajo, como es el caso de las judías verdes. En este capítulo la lechuga tiene un lugar particular. En efecto, posee un índice glicémico nulo. Además, es rica en fibras, lo que tiene por consecuencia bajar el índice glicémico de la totalidad de la comida. Los cereales germinados, los frutos rojos y el chocolate, pero negro únicamente, figuran entre los alimentos autorizados.

Los alimentos que se deben evitar

Para que en dos semanas, la pérdida de peso sea significativa, el consumo de ciertos alimentos se debe limitar. Se trata de la carne roja, las patatas fritas, el pan, la repostería y todos los demás alimentos a base de harina y azúcar. El queso, si no es blanco, también se debe comer con moderación. A causa de su densidad energética muy alta, los croissants, los buñuelos, las barritas de cereales, la mantequilla de cacahuete y los biscotes se deben evitar.

Perder-pesoEl aceite y la margarina, así como todas las recetas que las incluyen en sus ingredientes también se deben eliminar. Habrá que tener cuidado con los alimentos que contienen grasas escondidas, como es el caso de las tartas de manzana, el pescado empanado, la ensalada César o griega, etc.

A pesar de que se deben priorizar las tres comidas, una colación a media tarde es recomendable, sobretodo si se puede sufrir una crisis de hipoglucemia. Esta colación estará compuesta por ejemplo de un vaso de bebida de soja, un yogur natural o 30 g de queso con menos de un 15% de materias grasas y de una manzana.

Modificar los hábitos alimenticios

Tres comidas al día son suficientes para estar en forma y con buena salud. Por lo tanto es inútil picotear sin parar con el pretexto de que se tiene hambre. No se debe saltar ninguna comida. El desayuno, que es la comida más importante del día, debe ser rico en proteínas. Así pues se pueden dejar de lado los cereales y optar por comer jamón, un huevo, pechuga de pollo. Igualmente se deben evitar las bebidas con gas que tienen tendencia a hinchar el vientre.