• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Marcando un golpe de tendencia en los desfiles de moda, la tendencia neorromántica forma parte de los nuevos aires que se llevan otra vez este año. Os invitamos a descubrir los principios de este estilo y los complementos indispensables para llevarlo a cabo.

El estilo nerromántico en el corazón de la moda

Una tendencia femenina, glamurosa y romántica, con un pequeño toque de estilo retro y de look gótico, es lo que mejor define la tendencia neorromántica. Por supuesto, los materiales y los colores juegan un papel mayor en este nuevo ambiente de la moda.

Marcando la frontera entre un aire extravagante y un estilo sencillo, la moda neorromántica se compone de complementos retro y cortes femeninos. Los colores, además son cálidos, crudos y glamurosos, puesto que el beige y el blanco dominan.

Estilo-semanaEn cuanto a los materiales, la tendencia neorromántica da prioridad a la transparencia y la ligereza, los encajes, la seda o el satén tienen su propio espacio. Los cortes pueden ser a veces un poco curiosos, inspirados en el estilo gótico para marcar la autenticidad de la tendencia. Sin embargo, el espíritu retro permanece siempre, con vestidos que llegan hasta la mitad de la pierna o los vestidos con volumen y algo de vuelo.

Algunas ideas para un estilo neorromántico

El estilo neorromántico se basa en los complementos, pero en particular en el cinturón. Es un indispensable, por eso el cinturón debe llevarse de talle alto y preferentemente jugando con diferentes motivos. De color blanco, el cinturón neorromántico casa muy bien con un vestido largo y vaporoso del mismo tono.

El conjunto puede ir acompañado de un bolso rosa empolvado. Los zapatos compensados, con tacones altos para armonizar a la perfección. Otro complemento que se debe priorizar es la diadema de tela vaquera, para marcar le espíritu retro de la tendencia.

Como toque final, se puede optar por bisutería de estilo lencería, como una pulsera con perlas superpuestas para adornar las manos, o bien un collar decorado con un lazo y pétalos de flores.

Estas son sólo una sugerencias de estilo, pero también podéis confeccionar vuestro propio estilo neorromántico eligiendo diferentes modelos, diferentes colores y cortes que os vayan mejor.