• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Hoy en día se venden en muchas perfumerías unos kits especiales para la colocación de las uñas postizas. La ventaja es que se quitan con facilidad, pudiendo cambiar de estilo tantas veces como se quiera, aplicándoles el esmalte que más os guste.

Antes de su colocación, se deben seguir ciertas instrucciones, sin olvidar de retirar previamente cualquier resto de esmalte anterior sobre las uñas de verdad, con la ayuda de un disolvente, para que las postizas tengan mejor adherencia.

En el kit, todas las uñas postizas tienen el mismo tamaño. Luego, es necesario limarlas en función de la longitud que deseemos darles.

Para colocar las uñas postizas es necesario utilizar una cola especial sobre la uña natural, una ligera presión de los dedos sobre la uña postiza durante 30 segundos, y el resultado se puede comprobar sobre la marcha. Después se pueden pintar o limar en función de vuestros gustos más personales.

Para quitar el esmalte, es bueno utilizar productos que no contengan acetona, y para retirarlas, no se debe tirar de ellas: la cola debe disolverse con un producto específico, y la uña debe despegarse con suavidad, puesto que se corre el riesgo de arrancar la uña de verdad que está por debajo.

Si buscáis un resultado perfecto: acudid a un profesional de la manicura, o desplazaos hasta un instituto de belleza. Vuestras uñas quedarán impecables durante varias semanas. Una cita mensual con el especialista es suficiente para mantenerlas a punto.