• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

La imagen profesional es muy importante, por el hecho de que tiene un gran impacto en vuestra vida. Así pues, conviene seguir estos diferentes consejos que pueden ayudar a realzar la imagen profesional. Valorizar la imagen profesional va de suyo con la apariencia y el estilo. Conviene pues cuidar la apariencia personal.

Algunas personas juzgan a través de la ropa, así pues, más vale siempre ir bien vestidas. Y la ropa debe estar escogida en función del trabajo que se desempeña. Aconsejamos igualmente vestiros en función del trabajo que desearíais tener, y no tanto en función del empleo que se ocupa en la actualidad. Este tendrá un impacto hacia vuestro superior. Cuidad la ropa, evitad las manchas, la ropa usada, etc.

Además, hay que mantener la postura, derechas y haciendo frente a los interlocutores, conservando un buen contacto visual. Evitar mirar hacia otro lado, siempre que os dirijáis a alguien. Visto que el lenguaje corporal es muy importante, conviene llevar la cabeza alta y derecha, sin inclinarla, puesto que puede comunicar otros mensajes como la duda, por ejemplo. Igualmente, no crucéis los brazos delante del pecho, puesto que refleja un cierto cierre, y los demás dudarán a la hora de acercarse. Manteneos derechas mientras estáis sentadas, y cuidar bien las posturas corporales.

Mujer empresariaTambién hablamos de pequeños detalles, puesto que no deben descuidarse. Conviene cuidar los complementos, sabiendo llevarlos con la ropa correspondiente. Pero cuidado con las joyas, conviene moderar su porte, que no sean muy llamativas o muy coloristas. Evitar llevar símbolos diversos a la vista de todo el mundo, como una cruz, por ejemplo.

Los buenos hábitos

Hay que comprender las diferentes posturas que se deben tener en la mesa. Podemos hablar de muchos temas, pero citemos sólo algunos. El restaurante suele ser un lugar de trabajo privilegiado, así que se deben perfeccionar los buenos hábitos en la mesa, así como el conocimiento de la comida y de los vinos. Vuestros saber vivir en la mesa puede favorecer vuestras relaciones profesionales, y siempre comer y beber con moderación.

En el trabajo, respetar las confidencias. Todo no se debe decir, y es importante respetar la vida privada de los colegas. Debéis ser amistosas, pero sin caer en lo familiar. Ser amables, pero discretas. En las reuniones, estad atentas y ofreced toda vuestra atención al que habla, y evitar hacer otra cosa u ojear la agenda. A nivel de vuestra forma de hablar, no os expreséis demasiado rápido. Para poder persuadir, es importante bajar el volumen de la voz. La voz alta y aguda provoca aburrimiento, pero una voz baja y reposada comunica tranquilidad y seguridad.

Controlar el volumen de la voz, evitando utilizar expresiones vacías. Controlar el lenguaje, no habléis con un cliente o con los superiores como se habla con un amigo.