• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Realizar una liposucción antes o después del embarazo es una pregunta que muchas mujeres se hacen. En realidad, no hay ningún problema en recurrir a la liposucción antes de tener un bebé.  Sin embargo, se aconseja esperar varios meses antes de quedarse embarazada, el tiempo de que la piel se vuelva a tensar. También es importante mantener informado al médico que  vigila vuestro proyecto, con el fin de que pueda aconsejar lo más correctamente posible.

La liposucción del vientre después del embarazo también es posible. Sin embargo, conviene determinar si se trata de una acumulación de grasa o de una distensión muscular. En el primer caso, la liposucción puede ser realizada, salvo para mujeres que acaban de someterse a una​ cesárea.  Por otro lado, se aconseja más bien la plastia abdominal en mujeres que no consiguen perder vientre después del embarazo.

El rostro

La búsqueda de un rostro perfecto y armonioso ha encontrado su solución en la liposucción. En las mujeres y en los hombres, las zonas más tratadas son las mejillas, el cuello, la garganta, y el doble mentón. Esta técnica permite afinar estas partes para resaltar unos rasgos mejor dibujados.

Los senos​

Más raro en las mujeres, pero más frecuente en los hombres, se trata de ese exceso de grasa que se sitúa a

Liposucción del vientre
Vientre de mujer

nivel de los senos. En el lenguaje médico se habla de ginecomastia.

Los brazos

La parte posterior de los brazos acumula fácilmente grasa, principalmente en las mujeres.  Esto es cierto especialmente en las que tienen tendencia a perder o engordar con más facilidad.

El vientre

El abdomen es otra zona favorable para una sobrecarga de grasa. Para las mujeres que quieren desprenderse rápidamente, la liposucción es una solución muy eficaz. A partir de los 40, algunas mujeres tienen tendencia a sufrir esta sobrecarga de grasa a nivel del vientre y recurren a la cirugía para desprenderse de ella.

Las caderas

Un problema generalmente femenino, son las acumulaciones de grasa en las caderas, la deformación, y las cartucheras que pueden desaparecer gracias a una liposucción en esta zona del cuerpo.

Los glúteos

Los glúteos son una de las partes más solicitadas para este tipo de operación en las mujeres. Los glúteos dejan aparecer restos de celulitis, que se quitan con dificultad a base de un régimen y que persisten incluso con la práctica de un deporte.

Los muslos

A nivel de los muslos, esa acumulación de grasa forma una especie de plátano debajo de las piernas. Esta zona también es objeto de una liposucción.

No cabe duda de que la liposucción es un método de cirugía estética de los más eficaces para modelar la figura. Tener un cuerpo definido y con menos grasa localizada suele ser el sueño de toda mujer. No obstante, nunca se debe olvidar que la cirugía siempre debe ir acompañada de ejercicio y de una dieta equilibrada.