• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Una vez que se acaba el verano, el otoño se instala en nuestras vida, y no es cuestión de perder el encanto y atractivo de los días de calor. Se trata pues de mantener la forma y lucir una bonita tez durante todo el otoño.

Para mantener una piel resplandeciente

Para mantener una piel en buena salud y radiante de belleza, conviene comenzar por limpiarla. Para ello, debéis realizar una exfoliación dos veces por semana para que la piel se descargue de todas sus impurezas. Se deben utilizar productos exfoliantes suaves. Después, para evitar una tez sin tono, conviene tomar el sol siempre que sea posible. No os olvidéis de protegeros contra los rayos UV con una crema hidratante de índice SPF 15.

Además de estos cuidados naturales, también podéis optar por productos autobronceadores, pero con moderación. Estos productos autobronceadores hidratan la piel y le ofrecen al mismo tiempo un color natural.

ConsejosSin embargo, si no os gustan estos productos, siempre podéis recurrir al maquillaje. Para que la piel parezca ligeramente bronceada, se debe utilizar un polvo específico para el rostro. Las sesiones de rayos UVA también son eficaces, pero pueden resultar más peligrosas para la salud.

Deporte y un look para afrontar el otoño

Primeramente, para que el cuerpo conserve su forma, es esencial continuar con los buenos hábitos alimenticios que habéis adquirido durante el verano. Comer ligero y equilibrado. Favorecer las frutas y verduras, sobretodo la zanahoria que dará a vuestro rostro un tono más bonito y más vitaminas para el cuerpo.

A esto conviene añadir algo de ejercicio físico. En efecto, para no coger unos kilos de más, que luego son difíciles de perder antes del verano, debéis practicar algún tipo de deporte. Practicad jogging o caminata en cuanto tengáis ocasión. Podéis ir de vez en cuando a un gimnasio.

Para estar radiante en otoño, debéis cuidar vuestro look. El final del verano no significa que se acabaron los colores alegres. Incluso en otoño, se puede abusar de colores destacados en la ropa y complementos. El amarillo, el violeta, el rojo y el naranja son ideales para el otoño.

Finalmente, para tener un aire todavía más fresco, acudid al peluquero para dar mayor vitalidad a vuestro pelo, que acaba de sufrir diferentes tipos de agresiones por culpa del sol del verano. ¿Y por qué no cambiar de peinado con la nueva estación que comienza? Y por último, no os olvidéis de usar un suave perfume con aromas otoñales.