• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

La casa es el lugar de intimidad y de bienestar, por ello, conviene potenciar mucho más el espacio en el que vivimos para darle protagonismo en el tiempo de ocio.

Dado que salir a cenar a un restaurante puede ser caro, en Efe Blog te damos las claves para organizar una velada romántica con tu pareja:

Tips para preparar una velada romántica en casa1. En primer lugar, elige el mejor espacio de la casa para celebrar la cena. Ahora que ha llegado la primavera, si tienes una terraza, aprovecha ese espacio al aire libre.

2. Elige una vajilla especial para decorar tus platos. Puedes animarte a comprar una vajilla nueva. Se trata de una compra a la que le vas a dar mucha utilidad.

3. Acompaña la velada con una buena botella de vino o de champán para brindar con tu pareja por el amor.

4. Si quieres cuidar todos los detalles, crea una invitación para la fiesta. Puedes mandarla a través de correo electrónico a tu pareja anotando la fecha y la hora.

5. Cuida mucho tu look. En una velada romántica no sólo es importante el menú, sino también, tu imagen personal. Prepárate igual que si fueses a salir a un restaurante pero optando siempre por la comodidad.

6. Anímate a soñar un poco, es decir, intenta potenciar el románticismo, ilusiónate con ese momento. No dejes que las preocupaciones del día a día te enturbien la paz.

7. Si no te gusta cocinar, recuerda que existen empresas de catering a domicilio que preparan los menús al gusto del consumidor. Merece la pena hacer un gasto extra en una ocasión especial.

8. Apaga la televisión. Para crear algo de ambiente, pon un poco de música romántica. La música entona el corazón. Si conoces a algún amigo que sea poeta puedes pedirle que vaya a casa para regalar un recital de poesía a tu pareja.

9. Si tenéis niños entonces, ese día podéis dejar que se queden a dormir en casa de los abuelos para tener más intimidad para vosotros.

10. Puedes preparar un baño relajante con espuma para tu pareja. Es un bonito regalo después de un día de duro trabajo. Acompaña el baño con sales aromáticas.