• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Uno de los efectos positivos de la crisis económica es que los precios de las viviendas, que hace unos años, eran realmente inalcanzables, han bajado, por ello, existen expertos que aseguran que es un buen momento para comprar un piso. En Efe Blog queremos darte algunos consejos para poder ahorrar algunos euros en la compra de una vivienda:

1. En primer lugar, recuerda que existen zonas de una ciudad que son más caras que otras. Por ello, intenta centrar tú búsqueda de vivienda en un barrio bonito pero que tenga casas más económicas.

Tips para ahorrar dinero en la compra de una vivienda2. El tamaño de la vivienda también es un punto a valorar antes de comprar un piso puesto que en caso de vivir solo, por ejemplo, puede ser suficiente para ti con tener un apartamento para vivir de una forma independiente y dejar atrás el nido familiar.

No te obsesiones con ideas de futuro, porque una casa no tiene que ser para siempre. Es decir, si el día de mañana formas una familia, entonces, ya tendrás tiempo de vender esa vivienda y comprar otra mayor.

3. Aprende a negociar con los dueños de un piso que te gusta. Con técnicas de seducción adecuadas, es decir, a través de unos buenos argumentos y un buen dominio de la palabra, puede que el dueño del piso esté dispuesto a ceder, teniendo en cuenta que seguro que tendrá muchas ganas de venderlo.

4. No compres el primer piso que veas y que te guste. Intenta solicitar información en inmobiliarias, al menos, durante un tiempo de seis meses para ver diferentes ofertas y comparar precios. Ten en cuenta que aunque un piso sea más barato por no tener ascensor, por ejemplo, entonces, piensa en si te compensa tener que pagar tú la obra de ese ascensor en el futuro.

5. Compara hipotecas. Más allá de que tengas confianza en tu banco de toda la vida ten en cuenta que existen otras entidades.

6. Si cumples los requisitos, opta a un piso de protección oficial y elabora todos los papeleos.

7. Compra una vivienda que sea de segunda mano en vez de una nueva.

Apuesta por un consumo respondable.