• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

El ayuno es un tipo de técnica utilizada por muchos para ayudar a bajar de peso. Es excelente porque además ayuda a la desintoxicación del organismo en especial el ayuno es beneficioso para el sistema digestivo ya que facilita su regeneración.

El ayuno suele utilizarse además de cómo un complemento para adelgazar,  para tratar otro tipo de enfermedades como la artritis, asma, depresión y el síndrome de colon irritable, ya que como desintoxica de forma profunda el organismo ayuda a aliviar estas afecciones que alteran la armonía del cuerpo como un todo.

La terapia de ayuno para adelgazar es muy utilizada por los médicos para tratar pacientes que padecen la llamada obesidad mórbida, por lo tanto no es indicada para quienes sólo necesitan bajar un par de kilos.

Se trata de un tipo de tratamiento que se desarrolla en dos etapas, una rápida que lleva hacerla unos pocos días y otra que tiene una duración de varios meses siendo el mínimo de tiempo 3 meses.

Durante los 3 primeros días sólo se consumirán vegetales y zumos de frutas variadas pero sin adicionarles azúcar sólo puede utilizarse con miel. Pasados esos tres días de inicio se comenzarán a integrar algunas comidas ligeras pero siempre incorporando frutas y vegetales en el menú diario.

Cuando se han cumplido dos semanas dará comienzo la tercera etapa, que durará tres meses. En ella está permitida ingerir diariamente hasta un total de 100 gramos de proteínas, adicionando suplementos vitamínicos. También, puede sustituirse las proteínas por batidos, agregando unos 40mg de carbohidratos y un porcentaje mínimo de grasa.

Durante el tiempo que se realiza este ayuno terapéutico deben evitarse las bebidas alcohólicas, realizando ejercicio físico pero no demasiado fuerte, es recomendable permitir caminatas. La actividad física se irá incrementando a medida que las calorías también vayan aumentando en la dieta.

Entre los beneficios de este método se destacan una disminución de peso de forma controlada, nuevos hábitos alimenticios que se incorporan de forma paulatina a la vida diaria. Es ideal para quienes sufren de obesidad mórbida como una buena manera de comenzar a bajar de peso.