• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Hace ya varios años que este nuevo deporte está haciendo verdadero furor entre todos los públicos, aunque por lo que algunos estudios han demostrado, especialmente entre las mujeres.

Es ahora cuando muchas os preguntais qué es mejor: seguir con lo de siempre o variar y probar cosas nuevas.

Y es que, efectivamente, el spinning no solo sirve para rodar con la bicicleta, sino también, para quitarnos esas grasas rebeldes que se aferran a nuestro contorno como última esperanza.

El aerobic de los 80 ha dejado paso a esta nueva modalidad de ejercicio que está teniendo gran aceptación, no solo por su efecto eliminador, sino porque excluye las contraindicaciones del aerobic.

Pasados unos años de la práctica del aerobic, muchas mujeres comenzaron a notar continuos dolores principalmente en rodillas y espalda.

Si recordamos bien, aquel aerobic que se solía hacer en salas de parqué y zapatillas sin refuerzo de gel, era altamente castigador para las rodillas y espalda, toda vez que había gran cantidad de saltos en las coreografías.

Es por ello que comenzó el trasvase de gente de una disciplina a otra, e incluso más, las mismas clases de aerobic empezaron a transformarse y readaptarse.

Fue entonces cuando mucha gente se decidió por el Spinning. Pronto se dieron cuenta que el agotamiento que produce una buena sesión de spinning era igual o superior al aerobic, con la diferencia de que era menos agresivo.

No obstante, no existen los saltos sobre el suelo y las piernas se mueven a gran velocidad, pero rodando sobre unos pedales.

Además, el grado de intensidad que contiene una clase de spinning viene dado, no solo por pedalear, sino por los cambios de ritmo que el propio profesor puede introducir.

Bajadas, cuestas, planicies,…todas esas superficies pueden ser simuladas en un ejercicio de spinning, sin los daños que podría ocasionarnos en una circunstancia real.

Todo depende también es cierto, en gran parte, del entusiasmo que el monitor pueda ponerle, pero lo que es indudable es de que, afirmar hoy el spinning como alternativa al aerobic, es algo realmente serio.

Por tanto, buscad el material adecuado, junto a unas buenas zapatillas y un buen monitor, y empezad a disfrutar de la intensidad de la bicicleta al mismo tiempo que conseguís eliminar las grasas más rebeldes.