• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Es posible que tener una vida ajetreada nos haya dejado sin opción de hacer ejercicio y mantener una manera de vivir equilibrada. Con todos estos «trastornos» la posibilidad de engordar y sacar tripita es común y es por ello que quizás necesitemos tomar medidas drásticas y hacer ejercicio. Si no quieres apuntarte a ningún gimnasio, ¡tranquila! Monta tu gimnasio en casa y haz el ejercicio cuándo tú quieras.

¿Cómo montar un gimnasio en casa? Eso es fácil, de hecho, lo único que necesitas de manera obligatoria, es un poco de espacio para poder hacer los ejercicios. Muchas veces, el salón, es la opción más adecuada ya que apartando la mesa a un lado, podemos utilizar el espacio que va del sofá a la tele para poner las esterillas para las flexiones y demás utensilios que necesitemos.

Las cosas básicas que vamos a necesitar es: esterillas, pesas y música. Las esterillas para colocarnos sobre ellas y no dañarnos la espalda, ni ensuciarnos, ni coger frío. Las pesas para hacer ejercicios con ellas y fortalecer. la música para motivarnos. Estas tres cosas son las únicas cosas externas que deberás encontrar fuera de tu hogar, en cualquier tienda de productos deportivos y por un módico precio.

Los ejercicios a realizar los podrás encontrar en cualquier manual (posiblemente haya uno en tu biblioteca, consúltalo) o en diferentes entradas que encontrarás en nuestra página web. Cómo verás estar en forma es sencillo, sólo hay que tener una aptitud positiva y ganas reales de adelgazar y conseguir nuestras metas.

Teniendo un gimnasio en casa nos será mucho más sencillo realizar un poco de ejercicio de todo tipo. Simplemente cuándo nos vaya bien podemos poner una esterilla en el suelo y hacer las actividades físicas necesarias. La media a realizar ejercicio es de unos 40 minutos de media, para dejar que nuestro cuerpo tenga tiempo de quemar grasa. Evidentemente, además de los ejercicios específicos, correr media hora por la calle es el complemento ideal para que nos olvidemos de los pequeños complejos que pueden marcar nuestra vida.

Cómo puedes ver, tener un gimnasio en casa, es la mejor opción para la gente sin tiempo.