• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Té verde, rojo, estas dos bebidas son ideales para mantener la línea. En efecto, el té ofrece muchas virtudes que ayudan a no perder una bonita silueta. Hoy vamos a explicar los beneficios del té y sus repercusiones sobre el organismo.

El té verde

El té verde tiene múltiples beneficios. Primeramente, permite reducir el colesterol, pero también es muy eficaz cuando se desea perder peso. En efecto, el té verde es un quemagrasas natural estupendo, de ahí el hecho de consumirlo con frecuencia en forma de infusión. Si se desea perder peso, el té verde es ideal puesto que contiene aproximadamente un 30% de catequinas, una molécula con un fuerte poder antioxidante que favorece la pérdida de peso. Además, otra de sus particularidades es que reparte mejor la grasa en el cuerpo, concretamente a nivel del abdomen.

Un consumo frecuente conlleva, al cabo del tiempo, una reducción de la cintura, de la masa corporal y por consiguiente, del peso. Además de esto, se aconseja beber té con el fin de prevenir ciertos tipos de cáncer. En resumen, el té verde está perfectamente indicado para mantener una buena salud, contribuye a tratar los problemas digestivos y a eliminar las toxinas en profundidad.

Infusión

Los diferentes tipos de té verde

Primeramente, conviene saber que el té verde es un té sin fermentación. Se trata de un té principalmente producido en China o en Japón, y es muy popular por sus beneficios para la salud. El té verde chino es el más conocido en occidente. Luego encontramos el té sencha, el té matcha y el té gyokuro, que son tres tipos de tés japoneses. El té sencha tiene moléculas nutricionales muy potentes que ayudan a combatir las células cancerígenas. El té gyokuro refuerza los huesos, las articulaciones y los dientes. Finalmente, el té matcha presenta múltiples virtudes antioxidantes.

El té rojo

El té rojo está muy de moda últimamente. Pero el éxito se debe especialmente ya que ayuda a perder peso. Sus virtudes permiten eliminar las grasas, pero igualmente reducir el colesterol en sangre. Según varios estudios americanos, consumir, entre 3 y 4 días, té rojo favorece la pérdida de peso. El té rojo permite acelerar el metabolismo del hígado, provocando la eliminación rápida de las grasas.

Los beneficios del té para perder peso

El té tiene una buena reputación para la salud. Concretamente, es un buen antioxidante y ayuda a prevenir muchos tipos de cáncer. Las catequinas presentes en el té juegan un papel positivo para prevenir la osteoporosis y el envejecimiento. En el marco de un programa de pérdida de peso o de puesta en forma, su consumo acelera la eliminación de las grasas. Combinado con una actividad física como el running, es fácil perder kilos con mayor rapidez.

El té verde rico en antioxidantes

Entre los 3 más conocidos y más consumidos encontramos el té verde que es muy popular en Japón, dada sus virtudes medicinales. Por esta razón se utiliza habitualmente en productos cosméticos. Pobre en teína y rico en vitaminas y antioxidantes, ayuda a regular el peso. También se puede añadir menta, que ofrece diferentes virtudes interesantes, sobre todo si procede de la agricultura biológica. Hablamos pues de una bebida rica en vitamina C, en hierro y manganeso, que ofrece propiedades antisépticas, digestivas y estimulantes.

El limón biológico es una excelente idea para reemplazar a la menta. Contrariamente a la idea recibida, el limón no es un acidificador, a pesar de su gusto ácido. Al contrario es un alcalinizante, como lo demuestra el citrato de betaína, y dispone de propiedades depurativas para la eliminación de toxinas. Los antioxidantes del té se absorbe mejor cuando van acompañados de limón y de vitamina C, lo que hace de esta bebida una excelente cura de desintoxicación.