• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Una de las preguntas que más mujeres embarazadas se hacen es el de cuántos kilos pueden llegar a aumentar durante el embarazo. Aunque la respuesta no es ninguna ciencia exacta, podemos afirmar que una mujer embarazada puede llegar a ganar de 9 a 15 kilos durante la gestación.

Aunque esa es la media, también debemos apuntar que todo depende del estado de la made antes del embarazo. Si la madre se encontraba en el peso ideal, el aumento de peso irá de 9 a 15 kilos, si la madre padecía de sobrepeso, el aumento iría de 7 a 10 kilos y si la mujer en cuestión estuviera por debajo del peso ideal, engordaría de 15 a 17 kilos.

ejercicio embarazadaEl caso es que normalmente solemos ganar más peso de lo que después, una vez tenido el bebé, perderemos, por mucho que intentemos cuidar nuestra alimentación (y es que estando embarazada a veces una tiene caprichos que no puede evitar satisfacer…).

Sea como sea, es normal que después de un embarazo, tengamos algún kilito de más. Aunque tras el parto el peso del bebé y del líquido amniótico desaparecen, quedan esos otros kilitos que debemos vigilar para que no se acumulen y se conviertan en un exceso de peso considerable.

Por ello, es necesario que, tras el embarazo, se siga una dieta equilibrada, bajo la consulta del doctor y se intente realizar ejercicio físico. Es cierto que los primeros meses de embarazo suele ser complicado ya que el tiempo que la madre debe pasar con el bebé es mucho y entre el cansancio y el trabajo acumulado, hay poco tiempo material para preocuparse por el propio cuerpo.

Sin embargo, con el paso de los meses y la vuelta a la rutina, todo empezará a regresar a su sitio y ese es el momento de empezar de nuevo la vida sana, comiendo sano y equilibrado y apuntándote a esas clases de aerobic que hacen en el gimnasio del barrio.

Así que ya saben, si están embarazadas y temen por el futuro de su cuerpo, no se preocupen, cuídense un poco, miren de no aumentar demasiado de peso y dejen que el tiempo ponga las cosas en su lugar, volviendo a ser las mismas de antes.