• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Llega el día en que el médico (o un test de embarazo, que al fin  y al cabo por eso nos hemos modernizado) te da la gran esperada noticia:¡Estás embarazada! Tras la primera impresión, la alegría y la espera de las primera semanas, llega el deseo de contárselo a todo el mundo y con ello, las manidas frases acompañadas de un enhorabuena que suelen estar llenas de mitos a veces ciertos, a veces no.

Entre estas frases hay algunas que podemos poner en duda como es la de «Ahora te tocará comer por dos». Lo cierto es que durante los primeros meses de embarazo. Las preguntas son muchas y diversas: ¿Qué comer? ¿Qué es bueno o qué es perjudicial para el futuro bebé?

alimentacion embarazoSea como sea, una de las cosas en las que especialistas tanto de nutrición como médicos en general, afirman que el dicho de qué «hay que comer por dos», es falso. De lo que la madre debe asegurarse es de recibir los nutrientes necesarios tanto para ella y para el bebé, sin abusar de la comida.

Comer demasiado durante el embarazo puede llevarnos al tan temido sobrepeso y a esos kilos de más que tanto cuestan de rebajar una vez hemos dado a luz. Por ello, debemos intentar ante todo seguir comiendo de manera equilibrada y sana. Sin embargo, esta dieta específica te la dirá el médico que te lleve, será él el que te diga de qué alimentos debes priorizar y cuales debes intentar no abusar.

Es necesario que sepas que una buena alimentación, sana y equilibrada, puede ayudar a reparar y mantener las células y los tejidos, además de proporcionarnos esos nutrientes que necesitamos para que el feto crezca y se desarrolle de manera adecuada dentro de nosotras. Además, una buena alimentación nos ayudará a recuperar el cuerpazo que teníamos antes de quedarnos embarazadas.

Ante todo debemos tener en cuenta que durante el embarazo todo cuenta y todo es importante, no se trata de comer por dos, sino de ser conscientes de lo que comemos sin abusar de los alimentos que puedan provocarnos problemas de ningún tipo.