• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Los roll-on o rollers son cada vez más numerosos en la oferta que podemos encontrar en la parte de cosmética de las tiendas a las que solemos acudir para comprar los productos de belleza. Estos productos incluyen una bola masajeadora, haciendo que los activos multipliquen sus efectos beneficiosos sobre la piel.

Roll-on

La bola del envase permite varias cosas: la primera, es la de drenar los tejidos que suelen acumular ciertos líquidos como la linfa, que se estancan e hinchan la piel. De esta forma, en un producto para los ojos, el hecho de masajear hacia el exterior permite un drenaje que atenúa las bolsas y las ojeras, activando igualmente la microcirculación de los capilares.

Los gestos de alisamiento hacia el exterior, atenúan las arrugas, como si las planchara, lo que provoca un efecto alisado muy eficaz. Pero, más allá del efecto drenante y alisador, la bola del roller, que suele ser de metal, posee un efecto refrescante que estimula y estira la epidermis.

mujer posandoSobre el contorno de ojos, el efecto frío vasoconstrictor (que contrae los capilares) acentúa el efecto drenante, expulsando las toxinas, pero sobre todo, aportando un golpe de energía suplementaria que tensa la piel de las ojeras y dinamiza la mirada. Si el producto lo conservamos en la nevera, el contorno de ojos roll-on os ayudará a disimular las patas de gallo y las bolsas provocadas por el sueño en unos segundos.

Un masaje especial

A veces, la bola no se utiliza para distender los rasgos por su efecto frío, sino por una cuestión práctica, y la cuestión del masaje. Si nos fijamos bien, los productos con aceites esenciales, suelen venir con un roll-on: mientras se aplica el aceite esencial, vamos dando un suave masaje sobre la piel, para que el producto vaya penetrando suavemente, y su acción sobre el organismo sea más rápida.

La bola puede incluso ser de mayor tamaño. En ese caso, está hecha de plástico, ofreciendo la posibilidad de realizar un masaje sobre una zona dolorida, y relajar una zona muscular concreta. La bola distribuye el producto y masajea la piel al mismo tiempo.