• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Si ya habéis probado todo con la finalidad de aumentar la masa muscular, pero no veis los resultados, quizás es que no estéis realizando bien la dinámica requerida. No hay que inquietarse, hoy presentamos los mejores consejos para saber cómo ganar masa muscular en el menor tiempo posible.

Para comprenderlo mejor, es bueno saber que si la idea es la de aumentar la masa muscular, conviene tener una tasa baja de grasa. Por tanto, hay que evitar la idea errónea de que si se aumentan algunos kilos, es posible aumentar la musculatura. Esto es un mito. Cuando se tiene un exceso de grasa, las hormonas no pueden estar en orden.

Y con el fin de que todo funcione correctamente, deben estar equilibradas. De hecho, antes de establecer un objetivo como este, conviene consultar con un médico y un nutricionista para comprobar que todo esté en orden, entre el cuerpo y las hormonas.

Las reglas para aumentar la masa muscular

En primer lugar, conviene tener un excedente de calorías, es decir que se trata de consumir más de lo que se quema, y por supuesto, deben ser calorías de calidad. En segundo lugar, debéis haceros buenas amigas de las proteínas, porque sin ellas, no se puede estimular el desarrollo de los músculos. Más información en Tu Consejero Fitness.

Masa muscular

Se recomienda ingerir al menos 2 gramos de proteínas por kilo de peso corporal y por día. En tercer lugar, están los ejercicios. Los ejercicios anaeróbicos y las mancuernas constituyen el motor fundamental para lograr el objetivo, puesto que si existe contracción muscular, se obtiene fuerza para agrandar los músculos. Conviene probar rutinas donde se puedan levantar mancuernas que no permitan realizar más de 10 repeticiones seguidas.

Entrenar con peso estimula la hipertrofia de los músculos, hace que aumenten de volumen. En cuarto lugar, es necesario dejar que los músculos descansen. Se debe esperar al menos 72 horas para entrenar el mismo músculo por segunda vez, puesto que el reposo también ayuda a aumentar los músculos. En quinto lugar, es un entrenamiento duro, es necesario consumir proteínas o glúcidos de absorción rápida.

Una vez que las células musculares disponen de una mayor absorción a la hora siguiente del entrenamiento, estos glúcidos ya no se dirigen hacia el tejido adiposo, sino que van directamente a las células musculares en forma de reserva de glucógeno. Igualmente, antes de entrenar, se deben comer proteínas y glúcidos, pero de absorción lenta.

La correcta alimentación

Para la alimentación, conviene comer con frecuencia cada 3 horas. 3 comidas tradicionales y 3 colaciones es lo más recomendable. En efecto, esta sobrecarga alimenticia es necesaria para que el cuerpo reaccione. Por tanto hay que comer con más frecuencia, aumentar las cantidades, ingerir calorías en excedente que coloquen al cuerpo en las correctas condiciones para la fabricación del músculo.

Los suplementos no son indispensables pero pueden ayudar. En todo caso nunca deben reemplazar a la comida, sino completar la alimentación.

Un factor normalmente poco cuidado es la recuperación. Es necesario reposar lo suficiente para que la recuperación y el crecimiento muscular tengan lugar. Se trata de dejar tiempo a los músculos para que se recuperen fuera de la sesión, y dormir tanto como el horario de cada día lo permita.

Masa muscular y estado de ánimo

Otro aspecto puede impedir el aumento de masa muscular, pero no tiene nada que ver con el músculo. Se trata del estado de ánimo. Conviene sentirse a gusto con uno mismo y evitar ser víctima del estrés, de las preocupaciones, o de la depresión, ya que esto es nefasto para el aumento de la masa muscular.

Para terminar, no debéis compararos. Si alguien obtiene mejores resultados en menos tiempo, no hay por qué inquietarse. Conviene saber que los resultados varían de una persona a otra, y que depende del funcionamiento hormonal de cada persona, de su altura y de su experiencia. Por tanto, si se desea obtener buenos resultados de forma rápida, conviene seguir estos consejos prácticos al pie de la letra, para ver cómo los objetivos fijados se cumplen en poco tiempo.