• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

El vientre es una de las zonas del cuerpo que, por razones estéticas y de salud, muchas personas intentan trabajar la musculatura y sanear, a través de una alimentación adecuada y una rutina de ejercicios específica. Por desgracia, es justamente en esta zona donde se tiene tendencia a formar pequeños michelines de grasa, que estropean la silueta y aumentan el riesgo de sufrir problemas cardíacos.

La buena noticia es que es posible perder la grasa abdominal. En primer lugar, conviene realizar ejercicios concebidos con esta finalidad. Pero igualmente, conviene llevar un régimen alimenticio, escogiendo los ingredientes adecuados con propiedades quemagrasas.

Si bien no es necesario modificar completamente la alimentación, es importante tener en cuenta que los alimentos de los que vamos a hablar pueden ayudar a acelerar la pérdida de la grasa abdominal.

El apio

Esta verdura hipocalórica es una fuente natural de fibras que permite alcanzar rápidamente una sensación de saciedad, con el fin de controlar mejor el apetito. El apio contiene igualmente calcio, un mineral que participa en la eliminación de las grasas malas que se acumulan en el organismo.

Mujer delgada

El pescado azul

Este pescado contiene proteínas y ácidos grasos omega-3 que permiten aumentar la resistencia física, de manera a favorecer la capacidad del organismo para quemar grasas durante un ejercicio físico.

Estas grasas sanas permiten igualmente eliminar los excesos de líquidos en el cuerpo, lo que tiene por efecto reducir las acumulaciones de grasa corporal en ciertos lugares del organismo, como a nivel de la cintura abdominal.

El aceite de oliva

Se trata de una grasa sana excelente para la salud. Contiene una cantidad importante de antioxidantes, concretamente vitaminas E, C, que participan en la reducción de la secreción de cortisol, igualmente conocido con el nombre de hormonas del estrés. Su riqueza nutritiva permite eliminar las grasas superfluas y favorecer una buena salud cardiovascular.

Las almendras

Las almendras contienen proteínas, calcio y fibras. Son una excelente fuente de energía y permiten aumentar el rendimiento físico y mental. Su índice glicémico permite regular los niveles de azúcar en la sangre. Las almendras son un excelente medio para activar el metabolismo.

La avena

Considerada como el cereal más completo, la avena es una fuente natural de fibra y de antioxidantes que son de gran ayuda para perder peso. Sus propiedades permiten mejorar la digestión, regular la sensación de saciedad y contribuir a la reducción de la tasa de colesterol.

Las bayas

Las frambuesas, las fresas, las moras y otras bayas contienen fibras, agua y antioxidantes que estimulan la función metabólica, encargada de quemar las calorías superfluas. Además, su contenido en antocianos le permite inhibir la acumulación de grasa y azúcar en el organismo.

El té verde

Se trata de una de las mejores bebidas que se pueden escoger si se desea reducir la grasa abdominal. El té verde reduce la tasa de glicemia, la presión arterial y previene, gracias a su alto contenido en antioxidantes, el envejecimiento prematuro del cuerpo, provocado por la acción de los radicales libres. Gracias a su contenido en polifenoles, el té verde permite regular la secreción de cortisol y controlar las ganas súbitas de comer.

El brócoli

El calcio, las fibras y las vitaminas contenidas en el brócoli son fácilmente absorbidas por el cuerpo, y permiten combatir la acumulación de grasa. Además, esta verdura contiene vitamina C, cuya acción antiviral refuerza el sistema inmunitario, cuya finalidad sirve para prevenir muchas enfermedades.

Su contenido en fibras permite regular la sensación de saciedad y mejorar el proceso de digestión, para eliminar de manera adecuada los residuos que el cuerpo ya no necesita.

El limón

Este cítrico, el más consumido en todo el mundo, también es de una gran ayuda para combatir la grasa corporal. Su corteza contiene la fibra llamada pectina, que permite combatir el estreñimiento y controlar la tasa de glicemia. El zumo de limón contiene vitamina C, potasio, calcio y otros nutrientes que son ideales para perder peso rápidamente.