• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

También llamado Movnat, el Paleo Fitness es una disciplina deportiva que hace que trabaje todo el cuerpo, como en su momento lo hacía el Homo Sapiens.

Los beneficios del Paleo Fitness

El Paleo Fitness o Movnat nos recuerda al programa de televisión “Supervivientes”. La disciplina deportiva consiste en llevar al límite las capacidades físicas y mentales, a través de ejercicios fitness al estilo del Homo Sapiens combinado con un régimen alimenticio natural.

Un método 100% francés

Erwann Le Corre es el francés que está en el origen de este método. Hace 6 años abandonó Francia para instalarse en Santa Fe, Nuevo México. Su método Paleo Fitness bautizado Movnat en inglés (natural movement), seduce gracias a las estancias de una semana que propone en plena naturaleza en los Estados Unidos o en Tailandia.

La técnica atrae a combatientes profesionales, a los amantes del deporte de combate, para su preparación física y mental. Esta actividad permite perder peso y desarrollar la masa muscular, la fuerza, la flexibilidad, la resistencia y la agilidad. Desde un punto de vista psicológico, los adeptos saldrían con una mayor confianza en sí mismos y un estado de espíritu mucho más positivo.

Mujer practicando Paleo Fitness

Movimientos naturales e intuitivos

Se trata de dejar de lado las máquinas, los objetos conectados y las pesas de fuerza. La idea es colocar el cuerpo en movimientos que produzcan gestos naturales, normalmente con los pies descalzos, como nuestros ancestros que cazaban el bisonte. Se trata de caminar, correr, saltar, levantar, llevar, lanzar, atrapar, nadar o defenderse haciendo el menor número de esfuerzos posibles. Los ejercicios pretenden ofrecer una silueta esbelta y armoniosa.

Incluso si la naturaleza es el marco privilegiado de entrenamiento para explorar todo tipo de obstáculos, la práctica del Paleo Fitness encuentra su sitio también en los gimnasios. Los adeptos aprenden por ejemplo a caminar a cuatro patas a lo largo de 100 metros, a levantar pesos y cargas de diferentes formas, a correr con los pies desnudos, buscar el equilibrio, a saltar obstáculos, a subirse a los árboles, etcétera.

Una disciplina para combinar con el régimen Paleo

Comer como en la época del Paleolítico excluye todos los productos a base de cereales y lácteos, pero también las legumbres, las verduras ricas en almidón como la patata, las carnes grasas, la sal, el azúcar y por supuesto todos los productos transformados y las bebidas con gas. Al igual que nuestros ancestros cazadores, se adaptan carnes magras, aves, pescado, mariscos, frutas y verduras pobres en almidón, y todo tipo de nueces y de granos. El régimen Paleo puede hacer que se pierda hasta un kilo de grasa a la semana.

No cabe duda de que la combinación del régimen Paleo con el Paleo Fitness permite esculpir un cuerpo natural, musculoso y sin acumulación de grasas. Basta con seguir las reglas establecidas a nivel de la nutrición para comenzar a perder peso, pero igualmente, ejercitándose con frecuencia en una disciplina de cierta intensidad, que produce sus frutos en poco tiempo. Si no es posible realizar una estancia de una semana para la práctica del Paleo Fitness, son varios los gimnasios que proponen esta disciplina de entrenamiento para trabajar todo el cuerpo.