• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

El origen primero de las piernas pesadas es una mala circulación sanguínea, causada por diversos factores. Puede ser por culpa de una mala higiene de vida o de problemas médicos más profundos. Los problemas pueden variar en función de las personas: dolores, sensación de calor, hormigueo, hinchazón de las piernas y de los tobillos, o dolores musculares. Los síntomas pueden estar asociados también, lo que aumenta todavía más el problema.

Beneficios de los aceites esenciales

Existen varios aceites esenciales que pueden ayudar a aliviar el dolor de las piernas pesadas. Estos poseen ciertas propiedades antiinflamatorias, antirreumáticas, y también contribuyen a la descongestión venosa, ofreciendo resultados satisfactorios: aceite esencial de cedro, de ciprés, de menta piperita, de limón, de romero, etc.

MasajeLa eficacia de los aceites esenciales es principalmente debida al hecho de que penetran muy rápidamente bajo la piel para actuar directamente sobre los músculos y las venas.

En masaje o baños

Para masajear las piernas pesadas, podéis intentar usar el siguiente masaje:

  • 100 ml de gel de sílice, y 3 ml de aceite esencial de ciprés: mezclar bien y aplicar sobre la piel húmeda y limpia.
  • Una nuez de gal de aloe vera por cada 2 gotas de aceite esencial de menta piperita, mezcla ideal también para eliminar la celulitis.
  • Una cucharada sopera de aceite de calofila y 5 gotas de aceite esencial de limón.

Realizar el masaje de la parte baja hacia arriba, del tobillo hacia el muslo, estando sentadas, el pie apoyado y la rodilla flexionada.

Para el baño de pies: 10 litros de agua caliente en un barreño, 50 g de sal del Mar Muerto, 25 gotas de aceite esencial de niauli, 8 gotas de aceite esencial de ciprés, y 5 gotas de aceite esencial de romero. Introducir los pies en la mezcla durante 15 minutos y relajaros. El resultado os sorprenderá, por eso conviene efectuar esta terapia con cierta frecuencia.