• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

¿Cómo se desarrolla una intervención a base de bótox? ¿Cuáles son sus riesgos? ¿Los resultados? Todas estas preguntas tienen una respuesta. Veamos qué dicen los expertos con relación a estas cuestiones que cualquier mujer se plantea antes de realizar el tratamiento.

¿Cuánto tiempo dura una sesión de bótox?

La inyección se hace en unos diez minutos aproximadamente, sin embargo es el examen médico que se realiza previamente el que dura más tiempo. Efectivamente, es muy importante analizar minuciosamente las arrugas y la musculatura del paciente. Esto es primordial para obtener un resultado óptimo y lo más natural posible.

¿Cómo se desarrolla una sesión de bótox?

Se practican entre 5 y 7 puntos de inyección por zona que se va a tratar, y después, se aplica un pack frío sobre el rostro. El paciente efectúa algunos ejercicios de contracción para fijar el producto, se vuelve a maquillar, y listo.

¿Es doloroso?

Una de cada cincuenta personas siente un ligero dolor. En ese caso, se puede prescribir una pomada anestésica que se debe aplicar una hora antes.

¿Cuándo se ven los primeros resultados?

Los resultados comienzan a aparecer entre el tercer y quinto día, y dura unas tres semanas aproximadamente.

¿Es un tratamiento definitivo?

No, puesto que los músculos inyectados se recuperan. Se recomienda volver a repetirlo cada seis meses, en función de la reaparición de las arrugas.

¿Hay efectos secundarios?

Muy pocos. Un 2% de los pacientes suelen tener dolor de cabeza. Cuando se empezó a aplicar esta técnica, podía ocurrir que se diera una caída del párpado del ojo, pero eso ya no ocurre hoy en día.

¿Puede salir mal?

Alguna vez ha ocurrido. El médico debe ser preciso con su gesto y extremadamente conocedor de la anatomía de los músculos, con el fin de evitar la caída del párpado, o de las cejas, pero se debe saber que esto apenas ocurre, y siempre es algo reversible.