• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Existen diferentes clases de productos para limpiar correctamente la piel del rostro. Entre los diversos cosméticos que podemos encontrar en el mercado están las leches desmaquilladoras que se adaptan a cualquier tipo de piel. Destinadas a borrar los restos de grasa, se aplica con la ayuda de una esponja húmeda, o de un algodón en forma de disco.

Las lociones desinfectan igualmente todo tipo de piel, mientras que el agua desmaquilladora está destinada a personas que rara vez se maquillan. Las espumas forman parte del lote de productos de limpieza de la piel del rostro. Su tolerancia se adapta a cualquier tipo de epidermis.

En general, se aplican sobre una piel mojada, y se enjuagan con agua tibia. El jabón es igualmente un método ideal para lavarse bien la cara, concretamente para las personas que tienen una piel sensible. Para resumir el método de limpieza, se debe enjuagar con agua clara para no secar en exceso la piel. Para la pieles mixtas y las pieles grasas, se recomienda el uso de geles.

Estos últimos revitalizan la epidermis y la hacen más lisa. Las personas que tienen una piel más seca deben purificar la piel del rostro con algún tipo de aceite o de leche. También pueden elegir entre las lociones, los tónicos, las aguas termales, y deben desechar el agua del grifo. A título informativo, lo ideal es limpiarse dos veces al día la piel de la cara, una por la mañana y otra por la noche, antes de irse a la cama.

Esta frecuencia permite eliminar las impurezas, los restos de sebo, de maquillaje y de polvo adheridos a la piel. Como accesorios para la limpieza de la piel del rostro, se puede escoger entre unas toallitas desmaquilladoras y los discos de algodón, que son suaves y muy prácticos.

Limpiar la piel de la cara es algo necesario tanto para mujeres como para hombres, para impedir la formación de acné. Una mujer que no se maquilla a menudo, tiene tanta necesidad de limpiar la piel, como una mujer que lo hace de manera cotidiana.