• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

En los últimos años ha cambiado nuestra manera de entender los viajes. Cada vez viajamos con más frecuencia y a lugares más lejanos, e incluso en ocasiones viajamos sin importarnos el destino.

No sabemos si es a causa de la proliferación de compañías low-cost, la internacionalización y globalización, el espíritu aventurero que nos invade últimamente o quizás una mezcla de todo, pero lo que sí es cierto es que cada vez viajamos más por placer.

Todo ello conlleva que nuestra forma de entender un viaje haya cambiado. Atrás han quedado todos los inconvenientes con los que nuestros antepasados tenían que lidiar, y que hacían tan complicado emprender una nueva aventura.

Cómo sacar el máximo partido a tus viajes de negociosAhora nos escapamos a cualquier rinconcito cercano aprovechando dos días libres el fin de semana, o juntamos vacaciones para disfrutar de un descanso algo más lejano.

Sin embargo, estas modificaciones han conseguido que elegir una maleta sea un asunto realmente complicado. Cada vez son más las restricciones que los medios de transporte nos aplican, y los viajeros no queremos renunciar a la comodidad de un equipaje ligero, que nos permita llevar de manera organizada todo nuestro equipaje. Y que sea una maleta bonita, claro.

En principio, a la hora de escoger una maleta, lo principal es asegurarte del tamaño (sobre todo si vas a viajar en avión), ten en cuenta que esta medida debe incluir ruedas, asas, y todo accesorio que sobresalga.

Una vez tengas claro el tamaño, la siguiente decisión versará sobre elegir una maleta blanda o rígida. En Maletalia.com nos confirman que las segundas son más demandadas, ya que protegen mejor el equipaje, aunque las maletas blandas suelen tener un peso inferior.

Lo que resulta ya prácticamente indispensable es que tenga ruedas, cuatro a ser posible, pues son aún más cómodas de llevar y realizan giros de 360º.

El momento más divertido: escoger el diseño que más te guste. La moda también ha llegado al mundo de los equipajes y cada vez encontramos colores más atrevidos y alegres, y estampados diferentes, que nos permiten elegir una maleta acorde a nuestro estilo de vida y nuestra forma de vestir. Son tantos los diseños que te va a costar decidirte por una sola.