• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

La preocupación es uno de los estados más típicos del ser humano, y es un estado negativo que paraliza, por lo que sentir preocupación es socialmente aceptado. Tal como están las cosas hoy en día, es normal que exista la preocupación por perder el trabajo.

Sin embargo, debemos decir que la preocupación por perder el trabajo no es más que una preocupación absurda que se adelanta a acontecimientos que aún no han ocurrido. Con ello quiero decir que lo más lógico es no tener miedo hasta que no hay indicios aparentes de que aquello va a ocurrir.
Además, la ley de la atracción nos dice que para que algo no suceda, debemos tener pensamientos positivos constantemente, si tenemos pensamientos negativos lo único que hacemos es estar constantemente diciéndole a nuestro cuerpo que sólo genere pensamientos negativos y esté pendiente de las cosas negativas que suceden a nuestro alrededor por lo que acabaremos generando un ciclo nocivo para nuestra salud psicológica.

Además debemos tener en cuenta que perder el trabajo no es el fin del mundo. Puede que no estemos viviendo una situación muy sencilla en el nivel económico, pero trabajos hay y si ya has conseguido tener un trabajo, ¿quién te dice que no vas a poder encontrar otro trabajo?

Tienes que ser más optimista, valorarte y quererte. Se empieza queriéndose uno mismo para confiar en nuestras posibilidades a la hora de encontrar trabajo, sólo así seremos capaces de valorarnos. Tener en cuenta que valemos mucho también es importante para que en la actualidad nuestro jefe nos tenga en cuenta y sepa que somos imprescindibles, si detecta que tienes miedo a quedarte sin trabajo, probablemente será negativo para ti.

Por lo tanto debes de dejar de malgastar tu tiempo en la preocupación que puedas tener a la hora de perder el trabajo, ya que preocuparte antes de tiempo no deja de ser absurdo.

Así que ya sabes lo que tienes que hacer para no perder la calidad de vida en el trabajo y es tener mucho ánimo y confianza en uno mismo para que así no tengas preocupación por perder el trabajo.