• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Una extensión de pelo permite a una mujer tener en un momento una melena más larga y/o más voluminosa. Este sistema se ha convertido en una tendencia del momento. En efecto, una mujer, con un corte cuadrado puede tener un pelo largo en un momento gracias a esta técnica. Unas mechas de pelo natural o artificial se añaden y se fijan a su pelo original. Cabe destacar que algunas mujeres sólo quieren añadir las mechas en una parte de su melena. Las materias más utilizadas suelen proceder del cabello fino de las mujeres hindúes, cuyo espesor es de 0,06 y 0,09 mm. La naturaleza de sus cabellos se adapta bien a la mayoría de las mujeres.

La fijación de las mechas se hace con queratina, a unos 0,5 cm de la raíz del pelo. La queratina se seca y se endurece convirtiéndose en algo prácticamente imperceptible al taco. A partir de ese momento, el cabello se prolonga. Como todo cabello, las extensiones pueden teñirse, rizarse, ondularse, etc., pero la duración de vida de la extensión varía de uno a cuatro meses. Una vez que se ha invertido en las extensiones, ya forman parte del pelo de cada mujer, y no se pueden devolver.

Los cuidados de la extensión de pelo

Es verdaderamente indispensable aplicar una serie de cuidados capilares tras implantar unas extensiones. Primeramente, conviene mantener con frecuencia el pelo con ayuda de un champú semanal para pelo normal. Extensiones de peloPara cabellos grasos, el champú debe aplicarse tres veces por semana. Se debe usar un gorro de baño si se va a la piscina. Para el secado, el pelo se debe secar con delicadeza, y cepillarlo con frecuencia para evitar que se formen nudos.

Para los que utilizan el brushing, conviene evitar el aire caliente. Dicho de otra forma, cuando se utiliza el secador de pelo, conviene ponerlo en posición aire frío y a diez centímetros de distancia del pelo. Por lo general, las extensiones no plantean ningún problema y por otro lado, el peluquero suele aportar algunas reglas de conducta que se deben respetar después del implante de extensiones. Es posible que recomiende un estuche con champú e instrumentos especiales para las extensiones: cepillo, productos adaptados, etc.

El pelo es una parte delicada del cuerpo que hay que cuidar constantemente, puesto que el miedo a sufrir una alopecia planea siempre en toda mujer, especialmente, a partir de una cierta edad. Cuando se colocan extensiones, se deben aplicar los mismos cuidados y mimos que habitualmente se utilizan con el pelo natural. Nada cambia, salvo que quizás es necesario prestarle ahora más atención, evitando las agresiones externas y el mal uso de productos poco adecuados, como tintes, o champús con un pH alto, así como factores externos provocados por el frío y la contaminación.