• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Para estar impecables y bien depiladas en menos de 5 minutos, todas las mujeres se inclinan por la cuchilla. Incluso si el resultado es menos duradero que con la cera depilatoria.

La cuchilla, el medio más rápido y eficaz

Entre el trabajo, las tareas domésticas o los niños y un empleo del tiempo bastante sobrecargado, la mujer activa no tiene tanto tiempo para dedicarse un espacio al cuidado personal. En cuanto a la depilación, la cuchilla sigue siendo la mejor solución en caso de urgencia. Se deja de lado entonces el desplazamiento hacia el centro de estética, las esperas durante la aplicación de la crema, o las largas horas de depilación con las pinzas. Con la cuchilla, en 5 minutos los vellos desaparecen y la piel estará mucho más suave y limpia.

La cuchilla, sencillez y confort

Para eliminar los pelos molestos, basta con una cuchilla, un poco de espuma y agua. Esta sencillez y este lado práctico que acompañan la depilación con cuchilla hace que sea la técnica preferida de las mujeres. Sin embargo, la cuchilla debe estar bien desinfectada antes de cada uso con el fin de evitar reacciones alérgicas. El confort aportado por la cuchilla reside en el hecho de que se trata de un método para nada doloroso. Mientras no haya cortes, no hay riesgo de sentir dolor durante la depilación. Una excelente lubricación con una espuma de afeitar es suficiente para evitar cortes.

Pierna de mujer depiladaLos inconvenientes de la cuchilla

A cada mujer le corresponde elegir su propio método de depilación, y cada método tiene sus propias dificultades. La depilación con cuchilla debe realizarse cada dos días para estar impecables en todo momento. Esto puede conllevar que aparezcan vellos enconados o pequeños cortes. Además, los vellos crecen rápido y cada vez son más duros.

Por otro lado, ciertas partes del cuerpo como la zona de las ingles no se adaptan a esta práctica por razón de los riesgos de corte y por la hipersensibilidad de esta zona.

​Para evitar cualquier tipo de accidente, la suavidad y la vigilancia son importantes. En cuanto al sentido del rasurado, todo depende de cada persona. Conviene saber que un rasurado en el sentido contrario del vello ofrece un resultado muy eficaz, pero también puede favorecer la aparición de pelos enconados. Por el contrario, depilarse en el sentido del vello reduce los riesgos de irritación de la piel, y conviene especialmente en las pieles sensibles.

En definitiva, la depilación es una tarea que puede parecer complicada, pero no lo es tanto, basta con tener en cuenta ciertos cuidados necesarios para no provocar que el vello se encone, o sufrir algunos cortes por una mala cuchilla o por una falta de atención durante la realización.