• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Cera caliente o cera fría, bandas o gel, depiladora eléctrica, cuchilla o crema depilatoria… Ciertamente, existen muchas armas para la depilación del vello. ¿Queréis depilaros perfectamente las piernas?

La cera para la depilación de las piernas

Se trata del método de depilación más recomendado. Para depilaros las piernas con cera, se aconseja comenzar poco a poco por zonas pequeñas y sobre un vello largo de 2 a 5 mm. Lo importante está en bien extender la cera en una capa fina en el sentido del crecimiento del vello.

Lo mismo ocurre con las bandas de cera fría. Un gesto rápido, en el sentido contrario del crecimiento del vello puede ser suficiente para arrancar el pelo. Sobre las piernas, la cera es el método depilatorio mejor adaptado. Aunque parezca doloroso, los resultados son impecables: una piel lisa durante más tiempo (de 3 a 6 semanas), y luego, los vellos vuelven a crecer más finos y menso abundantes.

La crema depilatoria para las piernas

Es el método de depilación favorito de las jóvenes. Indoloro, el principio de la crema depilatoria es sencillo: disuelve el pelo. Aplicada sobre una piel limpia y seca, la crema depilatoria debe dejarse reposar entre 5 y 8 minutos, y se limpia con agua abundante. Crema, spray, hoy en día las fórmulas son cada vez más numerosas en el mercado de la depilación.

Depilación a la cera¿El inconveniente? La raíz del pelo no se arranca. El pelo vuelve a crecer más negro, más grueso, más rápido (contar entre 4 y 6 días para que vuelva a crecer). Y además, las reacciones alérgicas son muy comunes. Normalmente se recomienda realizar una primera prueba sobre una parte de la pierna.

La depiladora eléctrica para las piernas

Hay que formar parte de las temerarias para adoptar la depiladora eléctrica. Sin embargo con la cera, representa un buen método de depilación que os dejará tranquilas, durante 2 a 3 semanas. Las pequeñas pinzas para depilar se encargan de arrancar el pelo con su bulbo. En las piernas, el dolor es soportable. Lo importante es lanzarse y pasar siempre la depiladora eléctrica en el sentido contrario al crecimiento del vello (de abajo hacia arriba), para evitar que el vello se encone. Hoy en día, existe un gran número de modelos en el mercado.

El inconveniente: el único problema con la depiladora eléctrica es que favorece la aparición de vellos enconados, y que realmente no está bien adaptada para pieles sensibles.

La cuchilla

La cuchilla tiene mala reputación, y sin embargo, es el método de depilación que las mujeres prefieren. Rápido y fácil, debajo de la ducha o en la bañera, la cuchilla se utiliza con un gel o jabón líquido, sobre la piel húmeda.

El inconveniente: el crecimiento del vello es más grueso y más rápido, y la piel suele presentar ciertas irritaciones e incluso cortes.

En todo caso, sea cual sea el método depilatorio que se utilice, siempre se debe preparar la piel con una exfoliación previa, e hidratarla bien después de eliminar el vello.