• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Hoy en día, son muchos los tipos de operaciones quirúrgicas existentes que pueden modificar el pecho de una mujer. Si os molesta tener un pecho demasiado grande, o por el contrario sufrís por tener una talla pequeña, o un pecho descolgado, lo ideal es recurrir a una intervención de cirugía estética.

Existen diferentes técnicas en función del problema que se pretende solucionar:

. En el caso de tener un pecho demasiado voluminoso, se suele recurrir a una reducción mamaria.

. En el caso de tener un pequeño demasiado pequeño, se puede recurrir a una operación de aumento de pecho. Esta técnica prevé la inserción de prótesis mamarias. Existen varias clases: de silicona o de suero fisiológico.

cirugía del pecho. En el caso en el que el pecho haya sufrido una mastectomía o tumorectomía, normalmente después de un tratamiento cancerígeno en el pecho, existe la posibilidad de recurrir a una cirugía reparadora del pecho.

. Finalmente, en el caso de tener un pecho descolgado, o una ptosis mamaria, la cirugía permite corregir la caída del seno y remodelarlo para volverle a dar una forma armoniosa.

Todas estas técnicas permiten corregir ciertos defectos del pecho. Incluso si la cirugía mamaria es la intervención estética más frecuente, siempre se debe pensar bien los pros y contras de este tipo de operación.

Razones para aumentar el pecho

Las razones para aumentar el tamaño del pecho varían de una mujer a otra:

. Existen razones de tipo estético: corregir un pecho descolgado, o someterse a una reducción mamaria después de un embarazo o una pérdida de peso importante, reequilibrar los senos de tamaños diferentes, mejorar el aspecto y el tamaño de un pecho pequeño…

. Existen razones reconstructivas: después de una ablación quirúrgica, debida a un cáncer, por ejemplo.

En cualquier caso, antes de someterse a este tipo de intervención se requiere tener una buena salud física y psicológica, y ser muy realistas: una vez terminada la operación, vuestros pechos no serán perfectos. Esta intervención no cambiará vuestra vida, pero puede ayudaros a desprenderos de vuestros complejos, y vivir con más libertad vuestra feminidad.