• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura

Símbolo de belleza las orquídeas son llamadas las “reinas de las flores” y realmente al admirar sus flores comprendemos que es así, pues cada una de las especies que existen parecen una verdadera obra de arte.

¿Te gustaría tener hermosas orquídeas en tu hogar? Pues entonces no te pierdas esta guía para cuidar orquídeas que hoy compartimos desde EfeBlog.

Aunque parezca extraño, al ver la belleza de sus flores, la orquídea es una de las flores más sencillas de cultivar y cuidar. Esta planta tropical es muy resistente a los cambios de clima y tanto puedes tenerla en el exterior como en el interior de tu hogar.

Una buena dosis de luz indirecta y humedad en su justo punto son el comienzo de esta guía para cuidar orquídeas y disfrutar de estas bellas flores durante todo el año.

Dónde colocar las orquídea en casa?

Las orquídeas pueden estar dentro de la casa pero es necesario asegurarse que exista mucha luz indirecta y mucha ventilación. Entonces, cerca de una ventana puede ser el sitio perfecto siempre que se encuentre orientado al norte o al este.

Por el contrario, si la idea es tener orquídeas en el exterior de la casa pueden cultivarse en un balcón o jardín, pero siguiendo siempre los mismo principios de no exponerlas a los rayos de sol directo y constatar que la temperatura no se inferior
a los 8°C, siendo la ideal de entre 17°C y 23°C.

Necesidades básicas para cultivar orquídeas en casa

Luz

Mucha luz pero poco o nada de sol directo. Las buenas condiciones de luz harán que las orquídeas florezcan y también crezcan en perfectas condiciones.

En caso de tener las orquídeas en el interior de la casa pero no contar con suficiente luz natural, una excelente opción e instalar luces especiales para plantar ya sean de mercurio o de sodio.

Muchas veces la falta de floración y el poco crecimiento o los tallos frágiles y hojas amarillentas se deben a un problema con la luz que reciben las orquídeas diariamente.

Agua

Junto con la luz el agua es un elemento importante para el desarrollo de las orquídeas, siendo lo ideal utilizar la denominada agua blanda (baja en sales minerales, calcio, sodio, etc.). Esto quiere decir que lo mejor es utilizar agua embotellada o instalar un equipo de filtrado de agua por osmosis inversa.

En cuanto al riego debe tener una frecuencia que se ajuste siempre a las temperaturas del ambiente donde están las orquídeas. En verano la frecuencia será mayor y invierno menor y los riegos se harán con vaporizador y estar atentos a que tengan un buen drenaje.

Otra forma de regar las orquídeas en sumergirlas en un recipiente lleno de agua
bastarán unos 10 minutos para que la planta absorba el agua que necesite, después escurrir bien el agua y colocarlas en un plato con bolitas de arcilla en la base de la maceta.

Posteriormente hay que escurrir bien el agua y dejamos que el resto lo absorban las bolitas de arcilla que hemos colocado en la base de la maceta.

Nutrientes

Existen abonos específicos para orquídeas y es posible administrar estos nutrientes a través del agua de riego con abonos específicos para estas plantas o bien mediante abono foliar ya que estas plantas absorben también nutrientes por las hojas.

Temperatura

Teniendo en cuenta las diferentes especies de orquídeas algunas necesitarán temperaturas cálidas o templadas, pero difícilmente, estas plantas soportarán heladas o temperaturas por debajo de 4 o 5ºC.

Dependiendo de la zona geográfica deberemos optar por ubicaciones principalmente de interior para garantizar el rango adecuado de temperatura.

Algo importante es que mayor temperatura deberemos aumentar el nivel de humedad para compensar la deshidratación.

Ventilación

Estas plantas no soportan los ambientes cerrados y por lo tanto es conveniente asegurar un mínimo de ventilación diario evitando las corrientes de aire directo sobre las plantas.
Y algo muy importante a tener en cuenta: Una escasa ventilación, un nivel alto de humedad y temperatura favorece la proliferación de hongos, bacterias y virus.

Recipientes

Respecto al tipo de macetas adecuados para estas plantas hay que tener en cuenta varias características según la especie pero siempre es bueno recordar que las raíces de las orquídeas efectúan también la fotosíntesis y es conveniente que no estén en recipientes opacos.

Lo ideal es colocar la orquídea en un recipiente no poroso con buen drenaje (agujeros grandes o numerosos en el fondo) y si deseamos dar un toque de decoración podemos introducir el recipiente en un tiesto decorativo de cerámica previo haber colocado en el fondo unas perlitas de cerámica.

Substrato

Hay diferentes tipos de substratos para las orquídeas pero teniendo en cuenta que mayoría de las orquídeas que compramos son epifitas necesitan de un suelo ligero y poroso, siendo la mejor opción comprar el substrato específico para orquídeas directamente en el centro de jardinería.

Las orquídeas son consideradas como unas de las flores más lindas del mundo de ahí que cada vez más personas desean cultivar y disfrutar de su belleza extraordinaria, es nuestro deseo que con esta guía práctica también ustedes amigas y amigos lectores se atrevan a incursionar en esta aventura.