• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Para este invierno, el sombrero será otra vez el gran protagonista de los complementos. Ideal para protegerse del frío y camuflar el pelo desvitalizado por la hipotermia y la nieve, el sombrero se presenta en diferentes versiones.

De hecho, las grandes casas de costura han sabido incorporarlo en sus pasarelas, tal y como hicieran Dior, Yves Saint Laurent, Celine o Marc Jacobs. Para este invierno, la estrella de la temporada es indiscutiblemente el Borsalino, que ofrece un look rock y andrógino al mismo tiempo.

El trilby también destaca con su aire rock, lo mismo que el borsalino. Si queréis llevar al extremo el estilo andrógino, podéis optar por el bombín. Por otra lado, las fashionistas fieles a su look glamour y girly pueden sucumbir al encanto del bibi de plumas, la boina Estilo-semanahippie o la capelina. Para salir con amigas, donde el look casual es el más adecuado, podéis elegir entre la gorra o el gorro al estilo rasta.

Diferentes modelos

Para este invierno, los modelos de color oscuro son los que más se llevan: negro, gris, marino, o chocolate. Sin embargo, si queréis destacar pero sin saliros de los cánones de la moda, siempre podéis atreveros con un estilo flashy. En caso contrario, el estampado a base de cuadros, la tela escocesa sigue siendo un clásico para los sombreros de mujer, al igual que las camisas.

Por otro lado, la forma de la cara debe considerarse a la hora de elegir un sombrero. En efecto, un modelo puede irle muy bien a una amiga, pero no forzosamente a vosotras. En principio, a una cara larga le pega más una boina, puesto que da la impresión de que esta es más ancha. Por el contrario, a una cara redonda, le va mejor un modelo que alargue el rostro. Los sombreros asimétricos suelen ofrecer este resultado.

Finalmente, recomendamos los sombreros con forma redonda (bombín o tipo campana) para un rostro cuadrado. Lo que se pretende es suavizar los ángulos al máximo.