• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Las cremas de lujo forman parte de una gran oferta que hoy en día se puede encontrar en el mercado. No obstante, cabe la posibilidad de preguntarse si el precio de estos productos está realmente justificado. Si el producto final tiene que soportar la inversión en publicidad, no siempre se ajusta su precio al contenido concreto en activos que presenta. Oro, caviar, o partículas de piedras preciosas siguen siendo los elementos más caros que podemos encontrar como añadidos a estos productos cosméticos de lujo.

Caviar

El caviar, tal y como solemos entenderlo, es un producto de lujo: son huevos de esturión. Estos huevos tienen propiedades compatibles con nuestras células. Su extracto es hidrosoluble y puede ser asimilado por la piel. También es un buen activo antiedad, potente, y un excelente estimulante con virtudes antiedad, revitalizante y reestructurador dérmico.

vedette maquilladaEl caviar presenta un concentrado intenso en activos nutrientes muy beneficiosos: vitaminas, aminoácidos esenciales en el proceso de hidratación, proteínas reparadoras, ácidos grasos esenciales, iodo y oligoelementos. Su acción se concentra en la piel para darle mayor tonicidad.

Oro

Este metal precioso se presenta en partículas finas, en cremas o en láminas para cuidados corporales y faciales en centros de belleza específicos. El oro posee una cualidad antioxidante innegable, y de esta forma puede combatir el estrés oxidativo, responsable del envejecimiento prematuro de las células. También tiene un efecto protector, que hace de barrera y sublima la tonalidad epidérmica.

El oro aplicado sobre el rostro se convierte en un excelente iluminador del tono, disimulando las pequeñas imperfecciones de la cara.

Diamantes y piedras preciosas

La más preciada de todas estas joyas es el diamante, y se caracteriza por su brillantez, puesto que no posee ningún tipo de virtud ni hidratante ni antiarrugas. Sin embargo, posee una fuerte capacidad para reflejar la luz, lo que le confiere un efecto «soft focus», es decir que rompe las zonas de sombra de las arrugas y de las ojeras.

Las demás piedras preciosas tienen una concentración natural a base de oligoelementos y propiedades beneficiosas para la piel.