• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Para tener un cabello perfecto, es necesario aportar regularmente diferentes cuidados, puesto que por desgracia, el cabello se ve expuesto a muchos factores que pueden debilitarlo y que pueden estropearlo. Felizmente, existen muchas maneras naturales y fáciles de aplicar una serie de cuidados para la salud del pelo, para que presenten un aspecto más bonito, suave y brillante.

Consejos para el cuidado del pelo

La mayoría de personas se interesan únicamente a la higiene de su cabello y lo cepillan cada día sin saber que existen otros hábitos cotidianos que también conviene tener en cuenta para aportar hidratación y salud.

El cepillado del pelo

Cepillar el pelo todos los días varias veces estimula la circulación sanguínea sobre el cuero cabelludo, lo que permite al pelo crecer más rápido y tener mejor salud. Si se busca un cabello suave y largo, es el momento de cepillar el pelo y realizarlo de 2 a 3 veces al día.

Enjuagar con agua fría

El uso del agua caliente tiene tendencia a debilitar el cuero cabelludo, haciéndolo más seco y menos brillante. Cabello bonitoAl contrario, el agua fría es muy sana para el pelo, puesto que fija las cutículas del cabello, lo que provoca que esté más brillante y más sedoso. Evidentemente, no estamos diciendo que siempre haya que enjuagar el pelo con agua helada, sino que el buen hábito de ducharse con agua medianamente fría o templada es suficiente.

Evitar la exposición excesiva al calor

Cuando exponemos frecuentemente el pelo al calor excesivo, el cuero cabelludo se seca y el pelo pierde su brillo y su vitalidad con el paso del tiempo. El uso frecuente de la plancha para alisar el pelo, del secador, provoca que éste se fragilice y el crecimiento de las puntas se vea paralizado. Lo ideal para evitar estos problemas es reducir el uso de este tipo de aparatos y hacerlo aplicando un buen tratamiento hidratante para el pelo y el cuero cabelludo.

Quitar los nudos del pelo

Los nudos son un problema frecuente en el pelo y se pueden convertir en algo más grave si no aportamos el tratamiento correcto. Están los que se liberan de los nudos de manera brusca, lo que no es una buena forma de proceder. Cuando rompemos el pelo para desenredar los nudos, la única cosa que provocamos es un gran desarreglo. Un truco puede ser aplicar sobre los nudos un poco de aceite de jojoba o de coco, y dejar reposar unos minutos antes de quitar el nudo sin problemas.

Cortar las puntas con frecuencia

Las puntas del pelo tienen tendencia a sufrir sequedad y con el paso del tiempo, se rompen, haciendo que el pelo esté menos sano y más opaco. Los expertos recomiendan cortar las puntas del pelo, al menos una vez cada dos meses.