• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura

En general, se asocian las enfermedades cardíacas a los hombres. Pero una realidad manifiesta de estos últimos años muestra cómo una de las principales causas de muerte en las mujeres está relacionada con los problemas cardíacos. Esto vale la pena tenerlo en cuenta y por eso vamos a explicar cómo prevenirlos.

La salud cardíaca en la mujer

Conviene tener en cuenta la edad que se tiene. Cuanto antes se empiece a tener en consideración la salud de una misma, mayor será la resistencia de este órgano esencial del cuerpo, que ofrece la vida, y una auténtica calidad de vida. Pero llegados a este punto, normalmente las mujeres se preguntan por qué son las más vulnerables ante los problemas relacionados con el corazón.

Problemas de estrés y de ansiedad

Las mujeres, sin saber cómo, adquieren múltiples responsabilidades como los niños, un trabajo, las personas mayores de las que se hacen cargo. Las mujeres que tienen a cargo un trabajo sobre los hombros además de otras personas, terminan desarrollando lo que se conoce con el nombre de síndrome de corazón roto, un problema relacionado con el estrés que siempre es más importante en las mujeres.

Mujer deportistaLos síntomas cardíacos en los hombres son diferentes a los de las mujeres. A veces, más evidentes en los hombres, la rigidez del brazo indica una crisis cardiaca, un signo anterior al infarto que impide respirar.

Por el contrario, las mujeres tienen síntomas más difusos. Se sienten cansadas, tienen dolores musculares y de huesos, y los asocian a cosas sin importancia, sin darse cuenta que son debidos al corazón.

Otro dato a tener en cuenta es que durante estos últimos años, las mujeres han comenzado a fumar más que los hombres. Un factor que puede desembocar tarde o temprano en un accidente cardiovascular.

Controlar el estrés y la ansiedad

En efecto, una de las principales causas de los accidentes cardiovasculares es precisamente el hecho de verse expuesto a situaciones de estrés. Un estrés que se es incapaz de controlar. Hay que tener en cuenta este problema y comenzar a tratarlo. Está claro que no se puede descuidar el resto, la familia, el trabajo, la casa, y buscar tiempo para uno mismo, para disfrutar.

Lo ideal es disponer de al menos dos horas al día para consagrarlas a asuntos personales y al placer o el ocio. Conviene establecer prioridades, tener confianza en una misma, poner límites con el fin de que los otros no pasen la barrera del espacio personal de la vida, levantándose cada mañana con una sonrisa. El corazón agradece ser feliz y eliminar así el cortisol presente en la sangre, responsable del estrés.

El peso y la alimentación

Otro dato indispensable es el de evitar el aumento de peso. Si se tiene sobrepeso y el cuerpo sufre un exceso de grasa, la salud se resentirá. La grasa obstruye las venas y las arterias, la sangre no circula con normalidad. El corazón sufre, su tensión aumenta y el colesterol aparece, y todo esto es una bomba de relojería que puede explotar en cualquier momento.

Conviene eliminar las grasas del régimen alimenticio, como la sal, consumir frutas, fibra, cereales, además de agua y zumos naturales.

El ejercicio

No se trata de apuntarse a un gimnasio para trabajar los glúteos o los abdominales. Basta con realizar ejercicios de aeróbic para trabajar la salud del corazón, adoptando un ritmo óptimo.

Para ello, una manera muy sabida es por ejemplo salir a caminar cada mañana, cuando no hay sol y no hace calor. Media hora de marcha a un ritmo adecuado mejora no sólo el ritmo cardíaco sino que permite igualmente obtener una mayor movilidad de los huesos. De esta forma se eliminan las tensiones y se aumenta la dosis de endorfinas en el organismo. Se trata de algo verdaderamente sano y muy agradable.

En este caso se puede recurrir a suplementos energéticos a base de electrolitos y vitaminas B. Este es el caso de ENER: GEL, un exclusivo gel energético.

Cada saquito de 60 ml de ENER: GEL contiene más de 21 g de hidratos de carbono. Esta exclusiva fórmula se ha diseñado científicamente para contribuir a incrementar el nivel de resistencia durante el ejercicio prolongado gracias a su combinación de hidratos de carbono y electrolitos.

Este gel energético de calidad superior también puede contribuir a mantener unos niveles de hidratación correctos, al mismo tiempo que contribuye a la producción de energía gracias a su óptima cantidad de vitamina B. En Myprotein se puede conseguir vitamina B complex para una dieta específicamente deportiva.