• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Muchas células muertas se acumulan sobre la piel de las axilas y el cuello por culpa de los productos químicos que se utilizan, como los desodorantes, los antitranspirantes, las lociones o los perfumes, lo que tiene tendencia a oscurecerlas. Este tipo de productos, pero igualmente la exposición al sol, generan pequeñas manchas negras sobre la piel, que hacen que parezcan sucias y deterioren la estética de esa parte del cuerpo.

La exfoliación

Unas de las causas principales del oscurecimiento de las axilas y del cuello es la acumulación de células muertas. Antes de comenzar un tratamiento, es importante proceder a una exfoliación para estimular la eliminación de las células muertas, y eliminar los restos de desodorante, de lociones o de cualquier otro producto químico.

El limón

Uno de los mejores remedios naturales para blanquear la piel del cuello y de las axilas es el zumo de limón. Este ingrediente elimina eficazmente las células muertas y contiene propiedades que ayudan a aclarar naturalmente la piel. Antes de aplicarlo, es importante saber que hay que realizarlo una vez que haya oscurecido. Si se aplica el limón y que luego se realiza una exposición al sol, se puede provocar el efecto Axilas de mujercontrario. Conviene frotar o aplicar simplemente el zumo del limón sobre las zonas que se desean tratar, se deja actuar media hora y luego se enjuaga con agua templada. Si se quiere obtener un resultado mejor, se puede añadir un poco de agua de rosas.

El aceite de coco

El aceite de coco es un ingrediente que dispone de muchas propiedades para la piel, puesto que además de ser hidratante, permite eliminar las células muertas y deja un olor muy agradable. Se frota con aceite de coco sobre el cuello y las axilas todos los días.

El agua oxigenada

El agua oxigenada es ideal para blanquear la piel de las axilas, del cuello y de cualquier zona donde las manchas se hayan formado. Lo ideal es utilizar la de 10% para comenzar, y si no irrita la piel, se puede pasar a la de 20%. Se aplica el agua oxigenada sobre la zona afectada, y luego se deja actuar de 5 a 10 minutos, la primera vez. Se enjuaga y se vuelve a empezar el proceso todos los días, aumentando el tiempo de aplicación hasta llegar a la media hora.

Bicarbonato de sosa y limón

El bicarbonato de sosa es uno de los ingredientes más eficaces para eliminar las células muertas de la piel y para ayudar a blanquearla. Añadido a las propiedades del limón, permite ofrecer un bonito aspecto a las axilas y al cuello.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de azúcar moreno
  • 2 cucharadas de bicarbonato
  • Un limón
  • Algodón

Preparación

En un recipiente, se mezclan todos los ingredientes hasta obtener una especie de pasta. Una vez realizada, se aplica sobre el cuello y las axilas, haciendo pequeños masajes circulares, y luego se deja reposar durante 20 a 25 minutos. Recordar que no se debe efectuar este tratamiento durante el día, puesto que los efectos del sol sobre el limón pueden provocar el resultado inverso al deseado.