• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

El cambio hormonal que conlleva una maternidad también afecta a la piel del rostro de la mujer embarazada. Con un físico que cambia, sentirse bella y presentar una bonita piel es importante para vivir mejor la felicidad de concebir un hijo.

Frente a la piel que se fragiliza, y concretamente la de la cara, la hidratación es más que necesaria. Para elegir la que se adapta mejor a cada caso, no dudéis en pedir consejo a un estilista o a un especialista de la estética.

Además de su acción hidratante, la crema hidratante servirá igualmente de pantalla entre la epidermis y el maquillaje. Para combatir las famosas manchas del embarazo, debéis utilizar una protección solar apropiada cuando os exponéis al sol, tanto en invierno como en verano, y siempre como medida preventiva.

MaquillajeTambién podéis elegir productos para el maquillaje que contengan filtros solares como los de Jane Iredale, o una crema con este tipo de protección.

El maquillaje de la mujer embarazada

El maquillaje de la mujer embarazada debe ser ante todo discreto y lo bastante luminoso para presentar un rostro radiante. Después de la aplicación de la crema hidratante sobre una piel limpia, se debe proceder a aplicar la crema base.

Esta es el mejor aliado para camuflar las pequeñas imperfecciones o para disimular los desarreglos cutáneos. El tono debe ser suave o natural, o bien optar por una crema con color. Luego se añade un poco de polvo compacto para un efecto mate.

Si tenéis un tono de piel apagado, no olvidéis que el blush de tono rosado y muy claro puede iluminar la cara y hacer que tengáis mejor aspecto. El producto se debe aplicar dibujando un 3 sobre la cara. Comenzar por los pómulos hacia la frente, y luego volver sobre los pómulos, pasando por las mejillas.

La mirada se puede destacar con un ligero toque de lápiz de ojos gris o negro. Si queréis poner un poco de sombra de ojos, lo ideal es decantarse por el color natural, utilizando tonos tierra o rosa empolvado. Para una mirada intensa, basta con aplicar la máscara sobre las pestañas superiores. Finalmente, el maquillaje puede terminar dando un toque de gloss discreto sobre los labios.