• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

¿Cómo preservar la juventud de la piel? Protegiéndola del sol, de los rayos UV, que es el principal factor de envejecimiento prematuro de la piel; hidratándola y aportándole las vitaminas de la que tiene necesidad, a través de una alimentación sana y equilibrada. Pero, ¿qué se puede hace para mantener una piel firme con los años, una vez que llega la menopausia?

Combatir el envejecimiento de la piel

Con la detención de la producción hormonal, en el momento de la menopausia, el envejecimiento de la piel tiende a acelerarse. Menos hidratada, la piel pierde también flexibilidad, se relaja y las arrugas se acentúan. Es posible frenar este fenómeno siguiendo protegiéndose del sol, hidratando la piel, y utilizando unos cuidados cosméticos antiedad, y comiendo de forma sana. La medicina estética también puede ayudar a recuperar una piel firme, y atenuar las arrugas.

La asociación de dos nuevas técnicas responde a las nuevas tendencias en materia de cosmética y cuidados cutáneos. Sin embargo, la calidad de la piel se ha convertido en una demanda mayor mujer en posicion fetalentre las mujeres. Las pacientes prefieren una piel sana, con eliminación de rojeces y manchas, y que esté más firme.

Para obtener estos resultados, la tendencia es asociar varias técnicas a lo largo de la misma sesión. Esta combinación técnica aumenta la eficacia de los tratamientos, con relación a su aplicación de forma alternativa.

De manera práctica, una hiperoxidación de la dermis, la carboxiterapia, estimula la formación de nuevos capilares y la fabricación de colágeno. El tratamiento del óvalo de la cara ofrece un efecto rejuvenecedor.

En cuanto a la radiofrecuencia, a través de los cambios de polaridad muy rápidos, se origina un movimiento de las moléculas, que por fricción y colisión, transforman la energía consumida en calor. Este calor actúa de dos maneras distintas: de forma inmediata con una retracción del colágeno; y después con una estimulación de los fibroblastos.