• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Para ir este invierno a la moda de última tendencia, conviene elegir un jersey de cuello vuelto, fabricado con materiales suaves como la seda, o el algodón. Además de estar a la última, os sentiréis calientes durante los días más fríos del invierno. A falta de esto, se puede optar por la lana, pero a condición de elegir un modelo suave y mullido.

Es necesario que el jersey de cuello vuelto se adapte bien a vuestra silueta. Si sois delgadas, con un rostro fino y alargado, lo ideal es usar un jersey de cuello vuelto ceñido. Por el contrario, si sois más gordita, debéis decantaros por un jersey de cuello vuelto más amplio para despejar el cuello.

Poco importa vuestra morfología, podéis permitiros llevar un jersey de cuello vuelto en forma de chimenea, que estiliza más vuestra silueta. Las que sean más delgadas podrán decantarse por un jersey tricotado con malla gruesa para dar más volumen. En cuanto al color, lo ideal es crear un contraste con la parte inferior de vuestro look. Si lleváis por ejemplo un pantalón negro, lo ideal es un jersey de color para realzar vuestro look.

El jersey de cuello vuelto para cualquier ocasión

Para sublimar vuestro look llevando un jersey de cuello vuelto, hay que combinarlo sin caer en lo clásico y ofrecer un aspecto algo anticuado. Durante el día, podéis combinarlo con un pantalón de terciopelo y unas botas de piel roja. Esto aportará algo de energía a vuestro look. También podéis llevarlo con unos jeans slim algo usados, un par de botas y un abrigo Estilo-semanaboyfriend.

En la oficina, se debe poner el acento en el look más chic, mezclando el jersey con una chaqueta de malla, una falda recta y una botas. El conjunto será realzado con un bolso de fieltro y un cinturón fino con incrustaciones doradas. Para modernizar vuestra silueta, transformad vuestro fular de color en un cinturón. En definitiva, el detalle hace la diferencia.

Al final del día, podéis llevar el jersey de cuello vuelto con una falda estampada o de fantasía, unos pendientes o unas pulseras de colores. Para aportar un toque de glamur a vuestro look, unos derbies de cuero o uno escarpines elegantes son de obligación.