• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Cambiar de casa, de ciudad y en ocasiones de país puede ser difícil para los adultos, cuanto más entonces lo es para los más pequeños. Por ello, hoy desde EfeBlog compartimos consejos para explicar a los niños que la familia se va a mudar y prepararlos para una nueva experiencia de vida.

Y es que preparar a los hijos de forma adecuada antes de una mudanza es importante para evitar ansiedad y alteraciones del comportamientos tanto de niños como de adolescentes, además de facilitar el proceso de adaptación.

Mudarse de barrio, ciudad o hasta de país puede traer preocupaciones a los padres ya que alterarán la rutina de sus hijos, algo que supone más problemas y se hace más difícil cuando no hay parientes y amigos próximos del nuevo hogar.

Y ni que hablar cuando la mudanza ocurre de forma inesperada y traumática, esa es una situación que por lo general afecta a toda la familia ya que no solo los niños y adolescente se apegan a un ambiente y a una rutina sino también a actividades del día a día.

La mayor parte de las veces una mudanza es sinónimo de angustia, irritación y tristeza por parte de los hijos y por lo tanto es momento de estar atentos a ciertas señales de comportamiento de los hijos ante un inminente cambio de lugar para vivir.

En el caso de niños de hasta tres año la adaptación suele ser más fácil porque lo importante para esa etapa es estar cerca de los padres.

Sin embargo, es bueno hacerles conocer a los hijos cómo será el nuevo barrio, ciudad o país donde irán a vivir y en lo posible visitar la casa nueva para que ellos mismos puedan ver su próximo hogar.

Ya cuando hablamos de niños mayores, adolescentes o en edad escolar lo más conveniente es:

  • Responder las preguntas

En un proceso de mudanza los niños y adolescentes de la familia tendrán muchas preguntas y necesitan que todas ellas tengan respuestas adecuadas.

  • Enfocarse en los puntos positivos de la mudanza

Es importante mostrar las ventajas de la mudanza para una nueva casa y un nuevo lugar donde podrán encontrar nuevos amigos, nuevos lugares para jugar y divertirse.

  • Incluir a los niños en el proceso

Además de hablar al respecto de la mudanza y el nuevo lugar donde vivirá la familia es importe incluir a los niños en el proceso y estimularlos a escoger detalles para la nueva casa, el nuevo dormitorio y hasta futuros paseos que pueden hacerse utilizando el auxilio de aplicaciones como Google Maps.

Por último, es muy importante que toda la familia participe de la organización y preparativos de la mudanza, en el caso de los niños es posible encargarles la tarea de la organización de sus juguetes, libros o bien anotar todo lo que va colocándose en las cajas.

Ya los niños más pequeños y que no estén interesados en lo que está sucediendo pueden dejarse en la casa de parientes o amigos hasta que llegue la hora de partir para la nueva casa.