• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

El lila vuelve a llevarse para la próxima temporada primavera-verano 2012. Se trata de un color que ya estuvo de moda en los 90, pero que duró el espacio de un verano. Hoy estamos convencidas de que se trata del color tendencia de la temporada.

Todas hemos podido lucir este invierno los colores pastel que han impregnado nuestro fondo de armario más fashion. Además de adentrarnos en los colores de la primavera, el lila surge con fuerza tras un primer intento que a algunas se nos queda lejos en la memoria. Para las más girly, quizás se trate de una buena noticia.

Este color da fuerza y candor a nuestra ropa demasiado oscura, presentando un estilo mucho más fresco y divertido. Sin embargo, la pequeña esfera de la moda todavía no está convencida del todo, y siguen persistiendo algunas reticencias para adoptar el lila como color definitivo para nuestra ropa. ¿Por qué? Simplemente porque algunas mujeres, siguen creyendo que ese color es algo infantil, a pesar de que viene cargado de historia.

modelo posandoEl color «pequeño poney», llamado Lilac Penny en su época, se popularizó gracias a la reina Victoria en el año 1862. Sin embargo, sólo fue en los años 90 cuando el lila conoció su hora de mayor gloria, gracias a Whitney Houston, y a su vestido de color lila que lució en su interpretación con Mariah Carey. Una razón de más para las amantes de la moda, y del vintage.

Hoy en día, el lila invade las pasarelas de la Fashion Week 2012, y son muchos los accesorios y complementos que adoptan este color tan primaveral. Para aquéllas que no saben cómo llevar el lila esta próxima temporada primavera-verano 2012, os damos algunos trucos y consejos.

Si estáis cansadas de los pantalones grises y del color block, la tela vaquera adopta el color lila en la próxima temporada, lo que nos permitirá conservar ese punto rock, si además lo combinamos con unos escarpines de plataformas, y un top ligeramente transparente. Para las más frioleras, pero de tendencia lila, siempre se puede combinar con algunos toques ligeramente malvas.

Una pulsera, o un par de guantes lilas harán de vosotras la chica más puntera a nivel de moda de vuestro entorno.