• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Todas sabemos que la práctica regular de deporte evita muchos problemas de salud, como las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, la obesidad, el aumento de la esperanza de vida, etc.

La lista de los beneficios de la práctica cotidiana de una actividad física es demasiado larga, pero las mujeres embarazadas, ¿pueden realizar también algún tipo de deporte?

De hecho, todo deporte que presente un riesgo de caída, o una solicitación demasiado alta de los músculos abdominales, y de contacto con otros está estrictamente prohibido durante el embarazo. Sin embargo, otros deportes están más recomendados y se presentan sin peligro para las mujeres encinta, y siempre en el marco de una práctica regular de tres días por semana, y de una duración cada sesión de 30 minutos: natación, marcha, yoga suave, gimnasia suave.

mujer embarazada en la playaLa práctica de estas actividades físicas permitirá a la futura mamá vivir un alumbramiento más «fácil». Es decir, que el desarrollo de ciertos músculos harán que el trabajo (del parto) sea menos largo y ofrezca un mejor control, así como una mejor gestión del dolor. Sin contar que esto podría igualmente disminuir los riesgos de posibles complicaciones durante el alumbramiento.

Pero hay que tener cuidado. Antes de ponerse a realizar algún tipo de deporte, la mujer debe pedir autorización a su médico y tener permiso para ello. Se trata de la seguridad de la mujer, y también del bebé que va a nacer. Por lo tanto, la práctica de una actividad física es buena para todas. Estar embarazada no es sinónimo de inactividad durante 9 meses, sino bien al contrario.

Durante el primer trimestre, las mujeres embarazadas pueden realizar prácticamente todos los deportes que hacían antes de quedarse encinta, pero sin dejar de estar extremadamente vigilantes y prudentes.