• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Un ojo cansado suele presentar un aspecto sombrío, con ojeras y bolsas muy poco estéticas. Para combatir estos signos conviene utilizar una crema específica para el contorno de ojos con propiedades descongestionantes, antiojeras y antibolsas.

Después se debe aplicar un producto para enmascarar las ojeras, o un iluminador y corrector para los ojos. El cosmético se aplica en el hueco de la ojera, cerca de la nariz, y en las comisuras de los labios para eliminar los signos visibles del cansancio. Después se aconseja aplicarlo debajo del ojo para borrar las sombras, y alisar los rasgos, a base de golpecitos, para aportar más luz a la mirada.

Ojo de mujerSi el contorno de ojos es más oscuro, no dudéis en aplicar el corrector sobre todo el contorno de ojos, insistiendo en la esquina interna, cerca de la nariz. Un toque de producto sobre el párpado, y otro debajo de la arcada. El producto se debe extender bien con la yema de los dedos, y ya tenéis los ojos preparados para un buen maquillaje.

Maquillar los párpados

Aplicar una sombra clara y anacarada (o satinada si presentamos arruguitas). La sombra debe ser de color luminoso, rosada, lila, beige, marfil, blanco o plateada. Lo ideal es utilizar una sombra lila, puesto que su tonalidad azulada ayuda a destacar la parte blanca del ojo, disminuyendo las rojeces.

La sombra se debe aplicar sobre toda la superficie del párpado superior. El proceso termina con un lápiz khôl blanco, rosa claro o lila en el interior del ojo, con el fin de crear la ilusión de que se está prolongando la parte blanca del ojo, eliminando las partes rojas de la piel que está entre el globo ocular y las pestañas inferiores.

Por último, un consejo: caminar con la cabeza bien alta. En verdad, este truco de belleza os puede aportar un plus importante para iluminar vuestra mirada. Si camináis con la cabeza baja, la arcada de las cejas creará una sombra sobre los ojos, mientras que si camináis con la cabeza alta, la luz os dará directamente en la parte que más lo necesita.